Zero no Tsukaima

(ZNT) Volumen 21- Capitulo 1

Traductor: Arzas
Editor: Prox “The Knight of Treason”☭


Capitulo 1: El misterio de la tierra santa


-Una nave cilíndrica lentamente traspasaba el océano nocturno, donde ninguna luz se podía ver.

 

-Esta era la nave “Dragón de Agua” siendo propulsada por estos mismos dragones.

 

-La nave no se movía por la superficie del agua, de hecho, esta se movía en las profundidades como un submarino.

 

-Hace solo un par de horas, Saito y los demás, quienes eran cazados por la naviera elfica, solo se las arreglaron para escapar del “Nido del Dragón” por que fueron salvados por el grupo de Arie, quien perseguía a Luctiana.

 

-Arie, quien quería proteger a Luctiana que había sido condenada a muerte por el alto concejo elfico, estaba listo para escapar junto con ella al reino de Gallia en un “Auto-exilio”. Pero, no iba a ser fácil esconderse en Halkeginia por su cuenta. Así que planearon usar a Saito, quien tenia buenas relaciones con la realeza de Gallia, así que lo ayudaron a escapar, teniéndolo como una espada de doble filo…

 

-En la oscura y rocosa cabina, Saito no dejo ni por un momento la mano de Tiffania, quien se encontraba dormida en una cama a su costado. Su cuerpo entero se encontraba cubierto en vendajes, a demás de esta

 

conectada a artefactos médicos elficos. Ella sufrió heridas fatales cuando Fatima, miembro del equipo de los caballeros “Sangre de Acero1” la ataco con un arma de fuego.

 

-Ha pasado ya tiempo desde su escape del “Nido del Dragón”, pero Tiffania sigue sin mostrar señales de querer despertar. Ella simplemente dice el nombre de Saito una y otra vez en sus sueños. Cada vez que Saito la escuchaba, apretaba su mano suavemente, y le susurraba:

 

“Tiffa, lo siento… Por no ser capaz de protegerte.”

 

-Saito miraba a Tiffania mientras se reprendía a si mismo repetidas veces.

 

-Fue mi culpa que Tiffania fuese herida por un arma. Si hubiese pensado más sobre ello, me habría dado cuenta que el cañón que disparaba al agua era solo una distracción…

 

-Al menos debería de haber dejado a Tiffa abordar el bote de patrulla antes. Y también, le dije cosas horribles, como que ella estaba en mi camino, mientras la empujaba hacia atrás.

 

-… Y entonces esto pasó.

 

-Maldición, que clase de Gandalfr se supone que soy? No puedo siquiera proteger a las personas

 

importantes para mi en los momentos más cruciales… Solo he adquirido un poco de poder, y ya me he vuelto tan engreído.

 

-Saito levanto su cabeza y miro fulminantemente a la chica que se encontraba en la parte de atrás de la cabina.

 

-Esta tenia un gran parecido a Tiffania, y no es nadie más, que aquella que le disparo, Fatima. Luego de que Saito aplastara el hueso de su hombro en un ataque de ira, esta se desmayo y fue llevada por Arie y los otros al bote.

 

-La durmiente chica respiraba suavemente mientras cargaba con una pacífica expresión en su rostro.

 

-Saito apretó sus dientes con rabia. Intento calmar el fuego en su corazón inhalando profundamente.

 

-Esta persona trato de matar a Tiffania, le causo daño.

 

-La rabia erupcionaba en su corazón, siendo incapaz de perdonarla por lo que hizo.

 

-Si… Si Tiffania hubiese sido asesinada por ella aquella vez… Saito, por la influencia de la ira, la habría matado en un acto de venganza.

 

-Aun así, no importaba que, Tiffania seguía viva. Así que él debía detenerse. Matarla solo pondría triste a Tiffania.

 

“… Saito, ah, Saito… Estas allí?”

 

-Ella pronunció esas palabras, pero todavía no estaba consciente. Desde ahora, ella seguiría en sus sueños, gritando el nombre de Saito.

 

“No te asustes, yo siempre estaré aquí. Por que yo soy… El familiar de Tiffania.”

 

“Saito…”

 

-Como si ella lo hubiese escuchado, cayo rendida aliviada ; Tiffania empezó a dormir pacíficamente mientras su respiración apenas podía escucharse… Denuevo.

 

-Saito lentamente soltó su mano de la de ella, y dio un leve suspiro.

 

“Familiar… Ha.”

 

-Mientras él murmuraba para si mismo, sintió las runas de su pecho palpitando.

 

-Ahora él tenia nuevas runas en su pecho.

 

-Esto era debido a Tiffania, la cual luego de ser disparada recito el hechizo de “Invocación” estando semiconsciente. Y en respuesta a su invocación, Saito fue teletransportado hacia ella.

 

“Me siento tan feliz… De que Saito, de que tu jueces aquel que respondiera a mi hechizo de invocación, y vinieras a mi. Esto significa que a donde pertenezco… Es a tu lado… Y también significa que entre Saito y yo, hay una verdadera conexión…”

 

-Saito ya era el familiar de Louise, así que era imposible para él que la puerta de teletransportación apareciese ante sus ojos denuevo. Pero el anhelo que Tiffania tenia por Saito sobrepaso las supuestas irrompibles leyes de la magia, permitiéndole a Saito volver a ser invocado, convirtiéndose en un nuevo familiar.

 

-Por otro lado, muchas preguntas entraron en la cabeza de Saito.

 

-La mano derecha de Saito seguía teniendo las runas de Gandalfr gravadas en ella… Lo que significaba que el seguir siendo el familiar de Louise, pero al mismo tiempo era el familiar de Tiffania.

 

-Un contrato doble de familiar… Era esto realmente posible?

 

-Y el poder del cuarto familiar, cual seria?

 

-Gandalfr puede usar cualquier arma, Windalfr puede comandar a cualquier bestia, Myozunitonirun puede operar cualquier objeto mágico a voluntad.

 

“Entonces que puede hacer el cuarto familiar?”

 

-Su pecho palpito con dolor, haciendo a Saito sentir una inquietud que no podía describir con palabras.

 

“Que clase de destino enfrentaremos luego de esto?”

 

-Por la ventana de la cabina, Saito miro al oscuro mar.

 

-Donde estarán ellos ahora?

 

-Habrán pasado las fronteras del país de los elfos?

 

“Louise y los otros deben de estar muy preocupados en este momento…”

 

-Justo ahora, ella debería de estar tan nerviosa que sus ojos se habrán vuelto de color rojo, intentando encontrar a Saito quien esta desaparecido.

 

-Saito sintió mucha tristeza mientras pensaba en Louise, a quien dejo en D’Orneilles.

 

-Louise, mi hermosa amada. Sus ingeniosos y centelleantes ojos que tenían cierta profundidad a su manera. Su pelo rosado con tonos rubios, su piel

 

blanca como porcelana, y su pecho plano… Todo sobre ella me hace amarla aun más.

 

-Quiero encontrarme con Louise lo más pronto posible… Quiero verla, y abrazarla suavemente. Aún que solo haya estado en el país de los elfos por un par de días, mis pensamientos sobre ella nunca han decaído.

 

-No solo Louise, también esta Siesta, Tabitha, Kirche, El Sr. Colbert, la Princesa, Guiche y Malicorne, a demás de todos los caballeros “Undine2”… Quiero encontrarme con todos tanto.

 

-Cierto. Cuando regrese a Halkeginia, tengo que reportarle a todos acerca de “La Tierra Santa”.

 

-Mientras él pensaba acerca de este importante tema, la cabeza de Saito le empezó a doler.

 

-“La Tierra Santa” fue renombrada como el primer lugar en el que apareció el fundador Brimir. Lo que los elfos llaman “Las Puertas de Shaitan”, según el papa, allí hay un artefacto mágico que podría detener el “Gran Levantamiento”.

 

-Para recuperar el control sobre la Tierra Santa, los residentes de Halkeginia continuamente han estado en guerra con los elfos.

 

“La Tierra Santa es el Nido del Dragon, donde recide la “Madre del Oceano4”.”

 

-Esto, es lo que Saito creía.

 

-El arma de fuego de Gandalfr, fue encontrada no muy lejos de la Tierra Santa.

 

-Habían a demás un montón de armas de la Tierra en el Nido del Dragón. Tanques rústicos, jets, pistolas, lanzagranadas, he incluso el increíble submarino nuclear… Y pensar que se hundiría hasta el fondo del mar, pero seis mil años atrás, ese lugar debido de haber sido tierra.

 

-A demás, debería él de contarlo todo?

 

-Él siempre sintió que el papa y Julio estaban ocultando algo de él.

 

-Esas desenfrenadas piedras de viento causantes del “Gran Levantamiento”, destruirían Halkeginia… Hasta aquí, todo era verdad ; pero Saito seguía teniendo dudas que no podía poner en palabras.

 

-Quizá el papa ya sabia de la posición de la Tierra Santa hace mucho.

 

“Que contiene realmente ese lugar?”

 

-La Madre del Océano siempre había pensado que esa cueva bajo el agua era solamente un lugar donde tirar la basura. Si allí de verdad había un artefacto mágico, la Madre del Océano debería de haber sabido sobre ello.

 

-El secreto detrás de la Tierra Santa, estaba siendo gradualmente revelado… La nueva runa de familiar grabada en él, y la razón del por que la primera Gandalfr Sasha mato a Brimir…

 

-Si él no resolvía el misterio de lo que realmente paso hace seis mil años, el no seria capaz de salvar a Halkeginia del todo… Saito no sabia por que, pero el tenia este extraño sentimiento.

 

-Quizá es esa persona la que conoce más acerca de lo que paso hace seis mil años ; ya lleva un par de horas fuera.

 

-Saito le hablo a la katana que se encontraba verticalmente puesta en un lado de la cabina.

 

“Hey, Derf, podrías por favor levantarte? Hay un montón de cosas que necesito preguntarte.”

 

-A pesar de la llamada de saito, Derflinger seguía sin responder. Luego de que las runas del cuarto familiar aparecieran en el cuerpo de Saito, Derflinger no le respondía del todo a Saito. El cual no era capaz de

 

decir si su compañero estaba inconsciente, o simplemente dormido.

 

“Que pasa contigo? Es esto tan malo?”

 

-Saito se volvía cada vez más impaciente. Él bajo su cabeza para ver las runas de su pecho.

 

-En ese momento, el sonido de alguien tocando rudamente la puerta resonó en la habitación.

 

“Voy a entrar barbaro.”

 

-La persona que entro en la cabina, era Arie, sosteniendo un plato con el desayuno.

 

-Arie miró a Saito, quien se sentaba en el suelo, y cambio su visión a Luctiana, quien se encontraba recostada en una cama al lado de Tiffania.

 

“Como esta ella?”

 

-Saito sacudió su cabeza.

 

“Ella no ha despertado, pero no parece seguir sintiéndose incomoda.”

 

“Ya veo.”

 

-Arie camino hacia la cama de Luctiana. él toco sus labios tenuemente.

 

“Si tan solo tuviese algo de entrenamiento en magia de curación.”

 

-La condición de Luctiana era tan seria que incluso la magia de primeros auxilios de los elfos no era suficiente para curarla del todo. A demás, Arie y su grupo eran elfos con entrenamiento en combate, por lo que no eran habilidosos en la curación.

 

“Como esta la “mitad-elfa”?”

 

“Tiffa sigue hablando en sus sueños. Es este equipamiento medico suficiente para ella?”

 

“Hemos hecho lo que podíamos. Pero hay solo equipamiento medico de emergencia en esta nave, por lo que deberíamos de encontrar un lugar más equipado lo antes posible.”

 

-Arie dijo después de Saito y, con una cara dura, la entrega la comida.

 

“El desayuno fue hecho por Idris. Come.”

 

-En el plato había carne rostizada, cebolla cortada y pepinillos, aplastados por dos delgadas piezas de pan y aderezada con salsa roja. Incluso si no había nada como esto en Halkeginia, Saito recordó algo interesante al respecto.

 

“Luce como un Shawarma de la Tierra.”

 

“Shawarma? Que es eso?”

 

-Arie lucia sorprendido.

 

“Disculpa, por que no mejor te lo comes tu, no tengo hambre.”

 

-Saito sacudió su cabeza. Para ser sinceros, él estaba extremadamente hambriento. Pero, con Tiffania cruzando las fronteras entre la vida y la muerte, como podría él tener el humor para llenar su estomago?

 

“No, tienes que comer aun que tengas que forzarte a hacerlo.”

 

“Lo comeré más tarde.”

 

“Puede que tengamos que luchar contra los mariscales marinos más tarde, así que si te encuentras sin fuerzas sumado al hambre, eso seria una mala situación para nosotros.”

 

“… Esta bien, comprendo, lo comeré.”

 

-Bajo la persuasión de Arie, Saito tomo la comida que se parecía a un Shawarma de mala gana.

 

-Abriendo su boca, este se trago entero la comida, pasándolo todo con agua.

 

“G-Gnu, Eso estava rico!”

 

-Estaba rico. El Shawarma era muy rico.

 

-Cuando el mordió la carne, marinada con una rica salsa, los jugos de la carne explotaron en su boca.

Ricas rodajas de cebolla y unas especias fragantes le dieron un rico aroma.

 

-Quizá por que su estomago se sintió exitado por la repentina entrada de comida, el estomago de Saito comenzó a gruñir.

 

-Es como si su cuerpo hubiese recordado el enorme hambre que tenia.

 

“Que forma tan barbárica de comer. No me sorprende que sean llamados barbaros.”

 

“Oh cállate. Así es como comemos en la tierra.”

 

-Saito espeto mientras chupaba la salsa de sus dedos.

 

-El exhalo un suspiro de alivio luego de terminar de comer el desayuno. Sus nervios, anteriormente alterados, perdieron sus fuerzas, y así el se relajo un poco.

 

-Saito miro a la oscuridad en la ventana, y le preguntó a Arie.

 

“Donde estamos ahora, aproximadamente? Pasamos ya la frontera?”

 

“Todavía no. Este navio “Dragón de Agua” es diferente de los modelos militares, así que no puede ir tan rápido. A demás de que la Marina ya bloqueo el camino más corto.”

 

“Esos tipos siguen persiguiéndonos?”

 

“Por supuesto. Eso es por que tu gente son el diablo, y nosotros somos traidores para los elfos. Los caballeros “Sangre de Acero” que controlan la Marina ahora quieren exterminar a cada diablo aun si tienen que sacrificarse a si mismos para lograrlo. Por supuesto, van a perseguirnos hasta los confines del mundo.”

 

-Arie le hecho un vistazo a Fatima quien estaba durmiendo en la parte de atrás de la cabina.

 

“Aun cuando principalmente pensé en usarla como un rehén cuando la traje abordo, para ser sinceros, no estoy seguro si podremos usarla del todo. Ellos no dudarían ni un segundo en sacrificar las vidas de sus comandantes para exterminar diablos. Ese es el tipo de organización que son.”

 

-Saito miro por la cabina inquieto. “Entonces que deberíamos de hacer luego?”

 

“Nos detendremos en Eumenes, para luego proceder a la tierra de Gallia.”

 

“Eumenes?”

 

“Es un pueblo que se encuentra en el eje noreste del desierto, donde los barbaron y los elfos comercian.”

 

“Humanos y elfos? Hay un lugar así?”

 

-Esto sorprendió mucho a Saito. Él estaba convencido de que a los elfos no les importaba un bledo el comunicarse con los humanos, así que estaba un poco incrédulo.

 

“Pero el alto consejo nunca lo ha aprobado. Hay sitios como ese en la frontera, y Luctiana solía ir allí a investigar a los barbaros.”

 

-Los ojos de Arie se movieron hacia Luctiana.

 

“Hay instalaciones medicas en Eumenes, podremos sanar a estas dos allí.”

 

-En ese momento, la nave se sacudió fuertemente, y su velocidad se redujo.

 

“Que sucede?”

 

“Shallar parece estar de mal humor. Ire a revisar.”

 

-Entonces Arie se levanto. Shallar era el nombre del dragón de mar que propulsaba la nave. Era exactamente el mismo dragón que Saito venció en el canal justo cuando ellos escapaban de Adyl.

 

“Deberías de dormir un poco, prepárate para luchar en todo momento.”

 

“Esta bien. Tengo que estar despierto para cuando Tiffa vuelva en si.”

 

“Humph, tonto barbaro.”

 

-Arie dijo indiferente.

 

-Y entonces, una soñolienta voz se podía escuchar de la cama.

 

“… Um, uh, uh…”

 

“Tiffa?”

 

-Saito salto y se acerco a la cabeza de Tiffa sorprendido.

 

-Pero, el de inmediato se dio cuenta que, este no era el sonido de Tiffa.

 

“Tu… Panda de diablos…”

 

-Un lustroso cabello rubio cruzo su linea de vision.

 

-Fatima quien se levanto de su cama, le dio a Saito una mirada de odio con sus ojos verdes como el jade.


Anterior|Indice|Siguiente

Prox "The Knight of Treason"☭
Un tipo comun, que traduce, mira anime, lee manga, novelas y ama a su familia.
http://tibe-translations.com