(STB) Prologo – Intro

Pues bueno, les traigo el prologo de Strike the Blood, por lo pronto solo se podrá leer online, cuando acabe el Volumen 1 completo agregare las imágenes y haré el PDF y EPUB. Cabe recalcar que al ser una novela ligera esta tomara mucho mas tiempo que un capítulo de novela web, y peor aun siendo solo yo el que la esta traduciendo, asi que, sean pacientes. Sin mas que decir, disfrútenlo.

https://i2.wp.com/i.giphy.com/3oD3YxVJIW4ARygiE8.gif?w=1080

Traductor: Tibe


Una ciudad en pleno verano—

El lugar era llamado Isla Itogami, un pequeño afloramiento flotando encima del Océano Pacífico. Era totalmente artificial, construida con fibra de carbono, resina, metal, y magia.

Una luna blanca flotaba alto en el cielo, pero el mar que rodeaba la ciudad reflejaba una luz fría.

Era cerca de la medianoche: casi la hora de cambiar a la nueva fecha.

Las ventanas de vidrio de los edificios con las luces apagadas reflejaban la iluminación de los postes de luz, haciéndolos ver como espejos mágicos agrietados. La ciudad bulliciosa en frente de la estación era un mar deslumbrante de neón: restaurantes familiares que operan a altas horas de la noche, karaoke, tiendas de conveniencia. Las calles todavía estaban llenos de gente joven.

Mientras reían con inocente clamor, a veces discutían sobre rumores tontos.

Era un tema sin sentido, solo para distraerse del aburrimiento. Una leyenda urbana común: que un vampiro conocido como el Cuarto Progenitor estaba en algún lugar en esta ciudad.

El hombre habló con un tono serio. El Cuarto Progenitor era inmortal e indestructible. Rechazando a sus hermanos vampiros, no deseaba dominación, sino sólo el servicio de los doce Kenju que eran desastre encarnado, el sorber de la sangre, carnicería,
y destrucción. El vampiro se decía que era despiadado y sin corazón, totalmente más allá de las doctrinas del mundo, un monstruo que había asolado a muchas ciudades en el pasado.

Una mujer de aspecto aburrido dijo …

-¿Oh si? ¿Qué más?
Este era el Santuario Demoníaco llamado Isla Itogami. En esta ciudad, los monstruos no eran una rareza.
Eso incluía al vampiro más poderoso del mundo.


El Cuarto Progenitor, objeto de esos rumores, continuó caminando por una acera hacia el distrito residencial.

Tenía el aspecto de un hombre joven que llevaba una capucha blanca sobre su cabeza, balanceando una bolsa de compras de la tienda de conveniencia.
Parecía estar en sus quince o dieciséis años de edad. Parecía un estudiante ordinario, lo cual era en realidad. Sus mechones tenían un tinte más bien delgado a ellos, como la piel de un lobo, pero incluso incluyendo eso, nada de él destacaba. De cualquier forma que lo vieras, parecía un adolescente completamente ordinario.

Sus pasos eran apáticos, pero no porque estuviese cansado. Tenía el aspecto de un estudiante de secundaria obligado a cargar el contenido de la bolsa de la compra, comprado en la tienda más cercana, todo el camino de vuelta a casa.

Había otras personas en las calles, además del chico.

Había un par de mujeres jóvenes vistiendo yukatas de colores vibrantes.
Las mujeres eran seguramente sólo ligeramente mayores que el chico. Parecían estudiantes, todavía, pero tenían un encanto más allá de la de un estudiante de secundaria. De vez en cuando veía los lados de sus caras; su maquillaje era grueso, pero ambas eran muy hermosas.

El joven caminaba aparte de la pareja. Sin embargo, tal vez por la falta de familiaridad con las sandalias geta de madera que llevaban, el ritmo de las mujeres era lento. La distancia entre ellos poco a poco se redujo. Flotando sobre la brisa de la noche, el olor del perfume de las mujeres le llego.

Un pequeño chillido surgió ante el joven.

Una de las mujeres tropezó con una irregularidad en la calle, perdió el equilibrio y cayó al suelo. El dobladillo de la Yukata se subió muy fuertemente, dejando al descubierto los muslos mientras caía sobre su trasero.
El joven se detuvo, sin saberlo, en su lugar y se quedó viendo.

Sin embargo, lo que atrajo la mirada del joven no era el borde levantado de la yukata, sino más bien las espaldas de los cuellos de las chicas. Observó los huecos entre los collares y el cabello levantado, su delgada nuca, y su cuello blanco desnudo.
Incluso bajo las tenues luces de la calle, podía ver fácilmente las ubicaciones de los vasos sanguíneos.

Se aclaró la garganta un poco, solo una vez, como si hubiese sido agredido por una poderosa sed. Se cubrió los ojos con la mano derecha, tal vez para ocultar sus iris teñidas de rojo.

Todo su cuerpo desprendía un aura sobrenatural. Las niñas levantaron sus voces debido a la risa, sin haberse dado cuenta todavía.

“…!”

En el momento siguiente, el joven hizo un leve suspiro mientras él presionaba en la punta de su nariz.

Empezó a caminar de nuevo como si nada hubiera sucedido.

Líquido carmesí se derramaba de sus dedos. Una sensación tibia se extendió dentro de su cavidad bucal. Una hemorragia nasal.

Era el dulce olor metálico de la sangre.

Mientras furiosamente limpió la sangre que brotaba de su nariz, el joven abandonó el lugar tan rápido como sus pies lo podrían tomar. Detrás de él, las voces riendo de las mujeres continuaron.

La luna de verano estaba por encima de él. Una húmeda brisa tibia soplaba a través de la ciudad.

“Dame un descanso…”

El joven murmuró a nadie en particular. La hemorragia nasal no se había detenido todavía.


Un bosque en pleno verano—

A altas horas de la noche, el fuego ardiendo brillantemente iluminaba los terrenos del templo. La pálida luz de la luna iluminaba la sala de culto. Un frío por el aire, lo suficiente como para hacer olvidar la temporada, era sin duda debido a la barrera que rodeaba el santuario sintoísta.

Incluso los gritos ruidosos de los insectos apenas se podían escuchar ahora.

La muchacha se arrodilló en el centro de la sala de culto sin decir una palabra.

Algunas de las características infantiles seguían ahí, pero la chica tenía una cara muy bonita.

Su cuerpo esbelto era delicado, pero no daba la impresión de ser frágil. Por el contrario, la chica desprendía una sensación de tenacidad flexible, como una hoja finamente trabajada. Tal vez era su seriedad lo que lo transmitía: así cómo sus labios apretados, y la fuerte luz que brillaba en los ojos de la chica.

La chica llevaba el uniforme de una escuela secundaria privada en la región de Kansai.

Aunque un alma mater famosa para los tradicionalistas sintoístas, pocos sabían que era una rama subordinada de la Agencia Rey León.

Tres personas la precedieron en la sala de culto.

Una persiana de bambú obstruía su punto de vista de ellos. Sin embargo, la chica había sido informada de su verdadera naturaleza de antemano.

Eran los ancianos de la Agencia Rey León, conocido como “Los Tres Santos.”

Aunque cada uno de ellos era un medium o un mago del más alto rango, estaban envueltos por un aura de tranquilidad, como si no hubiera nada coercitivo sobre ellos en absoluto. La falta de la misma era aterradora.

Subconscientemente, la chica agarró con fuerza los puños de su uniforme. Entonces—

“Diga su nombre.”

Oyó una voz de más allá de la persiana de bambú. El tono era solemne, pero no sintió frigidez. La voz era más joven de lo que esperaba. Era la voz de una mujer que, en algún lugar, llevó a cabo el rastro de una sonrisa.

“Himeragi. Yukina Himeragi.”

Ella respondió un momento demasiado lentamente. Hubo un leve temblor en la voz debido a la tensión. Sin embargo, la mujer en el otro lado de la persiana de bambú no prestó atención y continuó sus preguntas.

“¿Tu edad?”
“En cuatro meses voy a cumplir los quince años.”
“Ya veo … Yukina Himeragi. Tu entrenamiento comenzó hace siete años, ¿verdad? Alrededor de su séptimo cumpleaños … en una noche fría, con nieve, usted fue llevada a la agencia, sola. ¿Recuerdas ese día? ”

La mujer detrás de la persiana de bambú de repente habló en un tono similar a un monólogo. Un escalofrío bajó por la columna vertebral de Yukina. Seguramente ella no había investigado acerca de eso de antemano. Había leído las memorias de Yukina.

Había hecho a un lado las defensas mentales de Yukina con un nivel abrumador de ESP.

“No … Solo tengo memorias vagas de eso.”

Yukina sacudió ligeramente la cabeza. Sin duda, la mujer se había dado cuenta de que sus palabras no eran veraces. Sin embargo, la mujer no dijo nada sobre ello, continuando sus preguntas en su lugar.

“Tus notas parecen buenas. Endo te elogia mucho “.
“Muchas gracias.”
“Parece que has trabajado junto con Endo un buen número de veces. Ella era un Mago de Ataque de rara excelencia. Tu técnica de defensa mental, comparte las mismas peculiaridades como la de ella. Acaso Endo te enseño algo más? ”
“Todas las técnicas rituales, así como técnicas de chamán, técnicas de ilusión, y exorcismo.”
“Y las técnicas mágicas? Esa debería ser la especialidad de Endo … ”
“Una comprensión general de la técnica china continental. Sólo la teoría básica de técnicas mágicas occidentales “.
“Alguna experiencia de combate contra los demonios?”
“He recibido un entrenamiento intensivo en dos ocasiones en la escuela de formación, que implica batallas simuladas. Sin experiencia de combate real. ”
“¿Artes marciales?”
“Estoy un poco capaz en ello.”
“¿Sí? Eso espero “.

Ella sintió una pequeña risa de la mujer detrás de la pantalla de bambú.

“—?!”

En ese instante, Yukina saltó, detectando un nivel explosivo de sed de sangre brotando.

Pateando el suelo de madera, aterrizo dando una vuelta hacia atrás.

No fue una acción pensada con la cabeza. Su cuerpo sintió el peligro y se movió por su cuenta.

Una espada rasgo la atmósfera, cortando a través del espacio en el que Yukina se habia sentado un momento antes.

Si Yukina se hubiese movido un instante más lento, sin duda habría perdido su vida. Fue un verdadero corte con una hoja verdadera.

Dos grandes samurais, blindados aparecieron, aparentemente fusiónados de fuera de la propia oscuridad.

Un guerrero sin rostro agarró una cuchilla grande, sin refinar. El otro, un guerrero de cuatro brazos, ejercía arcos a su izquierda y derecha.

Eran seres sin forma física, shikigamis producidos mediante técnicas rituales. Sin duda, la obra de uno de los Tres Santos detrás de la pantalla de bambú. Pero antes de que pudiera procesar eso, Yukina había desplazado un contraataque.

“¡Distorsionar!”

Recitando un corto hechizo dentro de su boca, centró la energía ritual en sus palmas, pasando a través de la armadura del dios de la guerra que atacaba, directamente en sus entrañas.

El samurai blindado desapareció al instante. Todo lo que quedo eran las grandes espadas que portaba.

Yukina agarró la espada larga que había sido utilizado como un catalizador para la creación del shikigami. Ella usó el arma para defenderse de los ataques del segundo samurai blindado, esquivando. Y, en el momento después de que su oponente termino de disparar sus flechas, lo cortó por la mitad con un corte horizontal de la espada larga. El segundo samurái blindado desapareció sin dejar rastro.

“¿Qué…significa esto?”

Mientras jadeaba ligeramente, Yukina volvió la espada larga hacia la pantalla de bambú.

Ella no estaba dispuesta a enfrentar a ningun otro shikigami. Inferior en fuerza física, Yukina no tenía ninguna posibilidad de victoria en el combate prolongado. Incluso si sus oponentes eran los ancianos de la Agencia Rey León, si tenían la intención de continuar con esta farsa, tendría que derribar a los lanzadores directamente. Tal era su juicio.

“Ha-ha-ha-ha-ha. Excelente criterio, Yukina Himeragi. Bien hecho.”

Ella oyó la carcajada de un hombre con una voz grave y gutural.

A continuación, una voz de la que no se podía distinguir edad o sexo …

“Los rituales y las adivinaciones podrían no ser su fuerte, pero ella se destaca en la detección y el manejo de la espada espiritual … Así como dice el informe, una clásica Chamán Espadachin. Supongo que debo decir en primer lugar que, pasaste.”

“Pase…?”

Al oír las voces de los ancianos más allá de la pantalla de bambú, Yukina frunció las cejas con un sonido de molestia.

“Sí. Por lo general, necesitarías completar un curso de cuatro meses para calificar como una Chamán Espadachin. Sin embargo, las circunstancias han cambiado. Por favor, siéntese, Yukina Himeragi “.

Así se expresó la primer mujer. De mala gana obedeció sus palabras, Yukina volvió a su posición de rodillas. Ella hizo un suspiro y dejó la espada larga.

“Ahora, vamos a entrar en materia.”
“Entendido.”
“Buena respuesta. En primer lugar, mira esto.”

Junto con esas palabras, algo apareció a través de una brecha en la pantalla de bambú. Era una sola mariposa.

Batiendo sin hacer ruido, la mariposa aterrizó frente a Yukina y se transformo en una sola fotografía.

La persona que se mostraba era un solo estudiante masculino que llevaba un uniforme de la escuela secundaria. Alguien parecía haber tomado en secreto la foto mientras estaba teniendo una agradable conversación con un amigo. Tenía una expresión indefensa.

“¿Qué es esta fotografía?”
“Su nombre es Kojou Akatsuki. ¿Lo conoces?”
“No.”

Yukina negó firmemente con la cabeza. Ella nunca lo había visto en su vida. Seguramente esperaban esa respuesta desde el principio. La mujer siguió adelante con un tono carente de todo sentimiento profundo.

“¿Qué piensas de él?”

“¿Huh?”

La repentina pregunta arrojó fuera a Yukina.

“No puedo dar una respuesta precisa a partir de una mera fotografía, pero es probable que sea un completo aficionado sobre las artes marciales, o en territorio de un principiante. Él particularmente no parece tener ningún tipo de fetichismo peligroso en él, después de todo, y no muestra signos de detectar la presencia del fotógrafo.”

“No, no me refiero a eso, te estoy preguntando que piensas de él. En otras palabras, ¿te gusta él? ”
“D-Disculpe? A que se refiere…?”
“Por ejemplo, si tiene una cara de bueno o malo, si te gusta o no les gusta cómo se ve, y así sucesivamente. ¿Qué piensas?”

“Um … ¿Me estás jugando una broma, por casualidad?”

Yukina preguntó de nuevo con un tono sombrío. Ella no sabía lo que los ancianos realmente intentaban, pero ella detectó mala fe en sus preguntas inapropiadas. Ella involuntariamente estiró su mano hacia la espada larga sentada en el suelo.

La mujer en el otro lado de la pantalla de bambú hizo un suspiro abatido por la reacción de Yukina.

“Pues bien, Yukina Himeragi, ¿has oído hablar del Cuarto Progenitor?”

Yukina contuvo el aliento un poco ante la pregunta aún más abrupta. Los mas respetables magos de ataque se quedan en silencio durante un tiempo con la sola mención de ese nombre.

“¿Se refiere a Kaleid Blood? El Cuarto de los Progenitores, que se dice es acompañado por los doce Kenju—”
“Correcto. Un vampiro que se separó de todos sus hermanos vampiro, solo, a distancia, y el más poderoso de todos. ”

La voz de la mujer tranquila resonó a lo largo de la sala de culto.

El Cuarto Progenitor, Kaleid Blood—

Era imposible que alguien siquiera remotamente relacionado con los demonios ignorara ese nombre.

Después de todo, era el título del vampiro más poderoso del mundo.

No es que fuera un título auto-declarado, por lo menos el mundo había reconocido que era verdad. Y por lo menos, los enemigos de los mismos no hicieron ningún argumento en sentido contrario. Eso era el tipo de ser que era el Cuarto Progenitor.

“Sin embargo, he oído que el Cuarto Progenitor no existe realmente. Que no es más que una leyenda urbana.”

Yukina sentía como si la mujer hubiese sacudido la cabeza ante las palabras.

Los Progenitores eran emperadores que gobernaron sobre los clanes de la oscuridad. Eran los más antiguos, equipados con la energía mágica más extensa, los “primeros vampiros.” Cada uno comandó un ejército de miles o decenas de miles de sus hermanos, construyendo Dominios soberanos en tres continentes distintos.

“Ciertamente, hay sólo tres Progenitores cuya existencia es reconocida públicamente: ‘Lost Warlord,’ quién manda en Europa; ‘Fallgazer,’ quién domina el oeste de Asia; y ‘Chaos Bride,’ quién gobierna América del Sur— en comparación, el Cuarto Progenitor no posee ni su propio clan ni su propio territorio.”

“En efecto. Sin embargo, esto no es suficiente para refutar la existencia del Cuarto Progenitor, “el hombre de la voz áspera al lado de ella, continuo las palabras de la mujer. A su vez, la voz del otro anciano le siguió.

“¿Recuerdas las explosiones que tuvieron lugar en Tokio en primavera de este año?”
“…Eh?”
“Esta tambien el incidente de trenes de Roma hace cuatro años, y la desaparición de una ciudad en China. También hubo una explosión en el túnel submarino de Manhattan.” “Además, un gran incendio en la parte vieja de Sydney.”
“No querrá decir que… todo esto es obra del Cuarto Progenitor?”

La expresión de Yukina se torció. Los incidentes a los que los ancianos se referían tan casualmente eran, en gran escala, incidentes terroristas viles con enormes pérdidas de vidas. En cada caso, el culpable permaneció sin identificar. Sin embargo, si estos incidentes fueran obra de un Progenitor, se podría solamente decir que fueron afortunados de que el daño no fuera peor.

“A pesar de todas las pruebas circunstanciales, esto indica la existencia de un cuarto Progenitor,” dijo la primer mujer a Yukina, quien había palidecidó.
“Siempre aparecen en los puntos de inflexión en la historia del mundo, trayendo con ellos masacres y gran destrucción al mundo. Sin embargo, esa no es la única preocupación. La existencia misma del Cuarto Progenitor perturba el orden y la estabilidad de este mundo. ¿Usted entiende la razón del por qué? ”

“Sí.” Yukina asintió con rigidez.

Vampiros, una especie que posee alto intelecto y características vampíricas, estaban constantemente en conflicto con la humanidad.

Como muchos de ellos prefieren vivir sus vidas lejos de la sociedad humana, habían tenido cuidado de evitar que toda la raza humana fuese su enemigo hasta ahora.

Además, cada gobierno nacional había firmado tratos con los Progenitores prohibiendo la actividad vampírica indiscriminada, provocando lo que parecía ser la coexistencia pacífica en la superficie. Sin embargo, ese era el resultado del balance sumamente precario de poder entre los tres dominios

“En las décadas desde que los Progenitores firmaron el Tratado Tierra Santa, los Progenitores se han mantenido en un punto muerto de tres lados uno con el otro. Constantemente preocupado por los demás Progenitores, no han tenido la fuerza de sobra para hacerse enemigos de la humanidad “.

“Sí.”
“Sin embargo, si se presenta un Cuarto Progenitor teniendo fuerza igual a la suya, este equilibrio seguramente se rompería con facilidad. En el peor de los casos, la humanidad sería arrastrada a una guerra a gran escala “.
“¿Sabe usted dónde se encuentra el Cuarto Progenitor?”

Yukina preguntó con tensión en su voz. Tenía un mal presentimiento sobre esto, por alguna razón.

“Sí. Aunque aún no se ha confirmado, es probable que no sea un error “.
“¿Donde esta el?”
“Distrito de Tokio, Ciudad Itogami— El Santuario Demoniaco Gigafloat’s.”

Las palabras de la mujer golpearon a Yukina dejándola sin habla durante un tiempo.

“El Cuarto Progenitor está en Japón … ?!”
“Es por esto que la hemos llamado aquí hoy, Yukina Himeragi. En nombre de los Tres Santos de la Agencia Rey León, por la presente, le asignamos la observación del Cuarto Progenitor.”

A pesar de la calma, la mujer le informó de esto en un tono que no dejaba lugar a la disidencia.

“Estoy a cargo de … vigilar al Cuarto Progenitor?”

“Sí. Y, en caso de que determine que el objetivo de la observación es un ser peligroso, usted debe eliminarlo con perjuicio extremo “.

“¿Eliminarlo…?”

Yukina se agitó y se encontraba en una pérdida para las palabras.
Ella tenía miedo del Cuarto Progenitor. Ella también estaba preocupada por ser confiado con un deber tan importante. Su entrenamiento no había sido de mala calidad, pero al final, Yukina era sólo un aprendiz. Ella no era lo suficientemente engreída como para pensar seriamente que podía derrotar a un Progenitor. En primer lugar, un Progenitor se dice que posee el poder de combate de todo un ejército nacional; ellos eran monstruos de primer nivel.

Pero, a menos que alguien lo haga, la calamidad atacaría, y un gran número de personas perderían sus vidas.

“Toma esto, Yukina Himeragi.”

La mujer presentó algo a través del hueco debajo de la pantalla de bambú elevada. La hoguera hizo al objeto, una sola lanza, brillar, ya que flotaba en la oscuridad. Yukina sabia su nombre.

“Esto es…”
“Demonio Mecánico-Lanza Purga de Asalto Mark Seven, también conocida como ‘Schneewalzer.’ Su nombre es ‘Lobo de Ventisca’.”

Cuando la mujer le preguntó: “Así que ya sabias de ella, ¿verdad?” Yukina asintió vagamente.

Las Schneewalzers eran armas con poderes especiales que desarrolla la Agencia Rey León para hacer frente a los demonios. La punta de la lanza, hecha a mano con técnicas refinadas para trabajar los metales, tenía una silueta elegante que se asemeja a un avión de combate. Ciertamente, lanza mecánica era un nombre apropiado para ella.

Sin embargo, dado que el arma empleaba una lanza antigua inestimable como su núcleo, no podía ser producida en masa; se dice que sólo existían tres en todo el mundo. De cualquier manera, era seguro decir que eran la más poderosa de las armas secretas a disposición de la Agencia Rey León.

“Usted me está dando esto … a mí?”

Mientras aceptaba la lanza ofrecida a ella, Yukina preguntó con una expresión de incredulidad.

Sin embargo, la mujer exhaló con un peso en el corazón.

“Contra un Progenitor, yo preferiría un arma más poderosa para darte, pero esta es la más poderosa de las armas que se le puede proporcionar en la presente circunstancia. Por favor, tómela.”

“Sí, por supuesto … pero …”

Mientras Yukina hablaba, una expresión de perplejidad se apoderó de ella.

La lanza no había sido todo lo que se le había sido presentado por el hueco de la pantalla de bambú. Envuelto en vinilo, había también un conjunto uniforme de escuela, bien doblado y entregado a mano. Sus colores base eran blanco y azul, con una blusa de marinero de cuello y una falda plisada. Parecía ser un uniforme de verano para niñas de la escuela secundaria.

“Er, ¿qué es esto?”
“Un uniforme escolar. Se procuró para que coincida con su altura “.
“Er … Lo que quiero decir es, ¿por qué un uniforme escolar?”
“Su objetivo para la observación es un estudiante en una escuela con este uniforme.”
“¿Qué?”

Yukina estaba un poco confundida, incapaz de comprender lo que se le decía.

“… El objetivo para la observación … el Cuarto Progenitor, es un estudiante? Huh? ”

“Academia Secundaria Privada Saikai, primer año, clase B, asiento número uno. Esa es la situación social actual del Cuarto Progenitor, Kojou Akatsuki. Así que como ves, no tenemos a nadie disponible que se le pueda acercar pacíficamente, salvo una excepción: usted, Yukina Himeragi.”

“Kojou Akatsuki … La persona en esta imagen es el Cuarto Progenitor …? ¡¿Qué?!”

Los ojos de Yukina se agrandaron mientras miraba hacia abajo en la imagen que había sido arrojada al suelo.

De alguna manera sentía las sonrisas tensas de los Tres Santos a través de la pantalla de bambú. Sólo ahora Yukina finalmente habia entendido por qué un inexperto Chamán Espadachin como ella había sido seleccionada para una misión tan importante.

“Vamos a enmendar nuestras órdenes, Yukina Himeragi. A partir de hoy, usted estará haciendo todo lo posible para ponerse en contacto y luego observarlo. Los
trámites para su traslado a la Academia Saikai ya han sido atendidos. Usted está despedida.”

Sin dar lugar a ninguna respuesta a sus palabras, las auras de los ancianos detrás de la pantalla de bambú desaparecieron.

Yukina, ahora la única persona presente en la sala de culto, se olvidó incluso de respirar, sólo continuaba mirando fijamente a la lanza en sus manos.

Cuarto Progenitor. Transferir. Contactar. Observar. Eliminar. Se preguntó si se había vuelto involucrada en un terrible desastre. Con tales pensamientos, Yukina dejó escapar un pequeño suspiro, aún fuera de sí.

Aunque la adivinación no era su fuerte, ella no sabría que su intuición había sido correcta hasta un poco más tarde …

 

Sobre nosotros Tibe

Un simple traductor con un poco de tiempo para brindarles una que otra traducción medianamente decente de alguna novela medianamente decente~