(LV999) Capítulo 2 – Parte 14

Traductora: Pamela Rooseveth

Edición:Beriia


Este tipo de cosas, ¿qué valor tienen? – Parte 14

Era probable que la situación fuera diferente a como habían predicho. Los Bloody Buffers habían entendido que su único propósito era causar caos y destrucción, ya que era una ciudad de Aventureros.

Incluso si, por casualidad, el héroe hubiera llegado para quedarse en la ciudad, su Habilidad Holy Thunder ・Furious Beheading Wave, estaba limitada a combatir a un solo Hell Crow.

Sin embargo, fue inesperado para los Bloody Buffers ser lanzados al cielo, especialmente porque fue un solo humano.

A pesar de que los Bloody Buffers sólo habían golpeado a los Hell Crows, el Demonio no estaba seguro de que los humanos hubieran recibido su parte de daño. Poco a poco eso se convirtió en miedo.

Había algo inesperado en esa ciudad.

“Cálmate un poco.”

“¿Piensas que puedo estar calmado? ¡Este plan es una locura! Maldición… ¡Por esto, la dignidad del Rey Demonio-sama va a ser…!”

La voz detrás de él le hizo colgar la cabeza y perder la compostura por la ira.

Después de pasar varios segundos, se percató de que había una presencia desconcertante detrás de él, que había hablado como si fuera natural. No sabía por qué había venido, pero no debería haber nadie que pudiera hablar con él en el aire. Se puso pálido y, nervioso, miró detrás de él.

“¿¡Quién eres tú!?”[1]

“¿Qué ocurre con este discurso anticuado? Solo soy un Aldeano que estaba de paso.”

El Demonio no sabía ni qué pensar cuando observó la escena bizarra que representaba la calmada presencia delante de él, que se situaba entre los Hell Crows. La presencia estaba disfrutando casualmente de la vista que otorgaba la altura, como si fuera un Aldeano. ¿Aldeano?

“Los aldeanos… ¡deben conocer los límites de sus cuerpos!”

Cuando el temible Demonio reconoció la existencia frente a él como un Aldeano, impacientemente señaló a Kagami y lanzó tres disparos de corta distancia: Blast Annihilation Magic. La detonación de las violentas explosiones y el calor sofocante atacaron a Kagami, pero…

“Cálmate.”

Solo las prendas superiores de su ropa se habían arrancado. La persona que había sido golpeada por la magia repitió sus palabras anteriores, mientras mantenía la compostura.

Kagami había recibido daño, sin lugar a dudas. Su piel estaba quemada y sangre goteaba de la herida infligida por la explosión. Sin embargo, el daño hecho era demasiado bajo.

El Demonio había planeado ese ataque para mostrar su verdadera fuerza. Tres explosiones de su Blast Annihilation Magic deberían haber sido suficientes para matar a oponentes por debajo del Nivel 80, o al menos dejarlos al borde de la muerte. Se estremeció ante la mirada de compostura de Kagami y pensó: “Este tipo es…”.

“¿Cómo llegaste aquí? Contéstame, humano.”

Una persona-gorila me dio una patada. Se podría pensar que la Habilidad es inútil por haber aterrizado en un Hell Crow solo por suerte, pero he llegado aquí montando otros Hell Crow.

A pesar de que el Demonio no podía entender lo que estaba diciendo, se dio cuenta de que ese humano era aquel misil volador de antes.

“¿Quién eres tú…? ¿Quizás no eres un Aldeano? ¿Eres un Héroe? ¿O puede que un Sabio?”

“Nope. Soy solo un Aldeano normal.”

Kagami reveló su ventada de estado, Nivel y Rol, como usualmente hacía. Cuando el Demonio vio su Nivel de valor 999, se quedó sin habla debido a la sorpresa.

“¡Imposible! ¡Esa clase de humanos no existen!”

El Demonio hizo ese comentario tras unos cuantos segundos, como si su corazón hubiera parado temporalmente de latir.

“No, sí existen.”

Kagami se llenó de dudas e hizo una expresión de preocupación cuando vio al ferviente e intolerante Demonio.

“No estás escuchando… si hay tipos como tú por ahí, pues, por esto, ¡la posición del Rey Demonio será…!

“Ah, cálmate. No tengo deseos de derrotar al Rey Demonio.”

“¿…? ¿A qué te refieres?”

“Soy amigo de la hija del Rey Demonio después de todo. Mi nombre es Kagami Kouji. Es todo un placer.”

El Demonio mostró una mezcla de confusión y sorpresa ante las palabras de Kagami.

“No entiendo qué dices.”

“Bueno, lo que quiero decir es que actualmente estoy viajando y cuidando de la hija del Rey Demonio.”

“¿¡…!? ¿Estás diciendo que Alice-sama está en la ciudad ahora?”

A pesar de que el Demonio no sabía si lo que decía Kagami era cierto o no, temía que pudiera haber puesto a la hija del Rey de los Demonios en peligro, su pecho se sentía doloroso.

Antes del comienzo de esta operación el Demonio había buscado a Alice, porque hubo una orden de parte del Rey Demonio para llevarla de vuelta. Se había dirigido hacia la Aldea Demonio donde se suponía que Alice estaba viviendo, pero no pudo encontrarla, a pesar de que la Armada del Rey Demonio había buscado con todas sus fuerzas.

Por lo tanto, independientemente de las verdaderas intenciones de ese humano, que afirmaba ser amigo del Rey Demonio, la oportunidad de que Alice estuviera allí era considerable. Después de todo, no había ninguna razón para que un ser humano normal supiera que el Rey Demonio tenía una hija.

“¿Eres…un aliado de los Demonios?”

A pesar de que era muy improbable, el Demonio al menos trató de preguntar a Kagami.

“No soy ni un aliado ni un enemigo. Sin embargo, creo que es inevitable que el Rey Demonio sea asesinado.”

El Demonio recuperó un poco la compostura. La expresión de Kagami se iluminó cuando vio que el Demonio entendía algo de lo que estaba hablando.

“Finalmente, estoy salvado porque hay un tipo que realmente va a hablar conmigo. Soy humano, así que nadie me escucharía, solo porque se supone que soy un enemigo.”

“Si quieres decir que no has venido a derrotarme, ¿qué estás planeando hacer? ¡¿Has venido a decir que tienes en tus manos a Alice-sama como rehén?!”

“Vengo a hacer preguntas.”

Cuando Kagami sonrió, el Demonio sintió un escalofrío y no fue capaz de decir nada. No era por la altura o por el rápido y frío viento causado por la velocidad de vuelo del Hell Crow, el Demonio fue atacado por un sentimiento de ansiedad y la sensación de que sus manos y pies habían sido completamente inmovilizados.

“Esta operación de ataque, ¿era una orden del Rey Demonio?”

“Eso-… ¡Eso fue sin lugar a dudas una orden del Rey Demonio! ¡Rey Demonio-sama finalmente ha comenzado a moverse en orden de disipar la humillación que hemos recibido de los humanos hasta ahora! ¡Los seres humanos deben ser destruidos todos!”

“A pesar de que he dicho antes que no soy ni enemigo ni aliado, si me convierto en un enemigo, ¿no está bien si solo decido matar al Rey Demonio?”

Fue entonces cuando el Demonio finalmente comprendió lo que había estado sintiendo. Los ojos del hombre enfrente de él estaban sedientos de sangre, como si indicaran que estuviera a punto de golpearlo, y fuerte. Como si el hombre estuviera dispuesto a recurrir a una mentira tan indescriptible.

Quizás al notar esto, Kagami dejó de sonreír y se volvió inexpresivo. A pesar de que las palabras de Kagami no eran broma, el Demonio concluyó que podría confirmar sus verdaderas intenciones para subir a un lugar así.

“Bastardo… antes dijiste que eras amigo del Rey Demonio. ¿Es eso…realmente cierto?”

“Ah, eso. Exageré para poder hablar tranquilamente contigo. A pesar de que nuestra relación no es lo suficientemente profunda como para ser llamados amigos… él es un viejo conocido. Me trató bien, hace mucho tiempo.”

“¿Estás diciendo que fuiste tratado bien?”

“Aah, el Rey Demonio actual en realidad no era un tipo que pensara destruir a la humanidad. Más bien… él era una persona filosófica. Esa es la razón por la que vine aquí.”

Kagami cerró los ojos y dejó escapar un gran suspiro, como si recordara los viejos tiempos.

Luego los abrió lentamente y se acercó más al Demonio. Abrió la boca al mismo tiempo que observaba la mirada seria del Demonio.

“¿Fue realmente el Rey Demonio el que dio esa orden? ¿El Rey Demonio te lo dijo en persona?”

El Demonio estaba abrumado por la seriedad de Kagami. Se pregunto : “¿Por qué este hombre se preocupa sobre si el Rey Demonio dio una orden de ese tipo o no?”

“Alice dijo que el Rey Demonio colapsó por cierta enfermedad.”

“¿…Alice-sama lo dijo? Imposible. ¡El Rey Demonio está vivo y bien!”

“Alice ha estado correteando alrededor del mundo solamente por el Rey Demonio. Ya que ella es así, Alice no pensaría sobre la posibilidad de que estén mintiendo. En cambio yo creo que ella jamás se tragaría que el Rey Demonio quisiera destruir a los humanos.”

El Demonio se dio cuenta de que la sed de sangre de Kagami no era porque había ido allí a matarlo.

Él honestamente creía que el Rey Demonio no era alguien que haría tal cosa, por lo que estaba confirmando si su confianza había sido traicionada o no. El miedo que el Demonio había sentido a causa de la sed de sangre de Kagami fue ligeramente aliviado por esta confirmación.

Anterior | Indice | Siguiente


1. Normalmente pondría “¿¡Quién demonios eres tú!?”, pero sonaría un poco raro viniendo de un Demonio.

Sobre nosotros Tibe

Un simple traductor con un poco de tiempo para brindarles una que otra traducción medianamente decente de alguna novela medianamente decente~