KAMIGOROSHI NO EIYUU TO NANATSU NO SEIYAKU | Capítulo 02 – PARTE 1

Traducción: Grimis
Holaaaaa, soy nuevo y ayudare al Jack a sacar esta novela :v
Mi nombre is Grimis :v
No soy muy bueno pero sé >:v
no se quejen :’v

Corrección: Cthulhu
Ya le entregué el ch.3 a Leiko, solo resta esperar a que lo tenga listo :v


Cuando pensamos en mostruos lo primero que acude a nuestra mente son los bosques.

No sé cómo comenzó esto, pero al parecer forma parte del erróneo sentido común de este mundo.

Por cierto, nosotros también pensamos lo mismo cuando llegamos a este mundo por primera vez; no muy lejos de la carretera se dibujaban pastizales y más allá se erigía el oscuro bosque.

Ahí es donde corres más peligro, pues, la tasa de monstruos es más alta… o al menos, eso fue lo que dijo uno del grupo que era experto en juegos… para mí, esto no es del todo cierto.

Claro, obviamente hay bestias en el bosque, pero en realidad, los pastizales y llanuras son mucho más problemáticos; sobretodo por los goblins…. esas criaturas que la joven de cabello color miel está buscando.

Esos tipos no actúan solos, se mueven en grupos de tres, y a veces, hasta de diez. Y si se trata de una cueva, ellos podrían arreglárselas sin necesidad de rodearte, cosa que harán en un prado llano, para así atacar tu punto ciego…¿es esta chica consciente de ello?

[Tu personalidad sigue siendo la misma.]

“En serio… sigo pensando que nada bueno saldrá de esto.”

Tiene razón, no puedo refutarle.

¿Ya cuántas veces trabaje gratis?… a pesar de que tengo problemas financieros, siempre termino haciéndome cargo de cosas que no me dejan ganancias.

Es duro cuando tu alrededor tiene muchas expectativas en ti…

Dicen que derrotar monstruos es el trabajo más gratificante para un aventurero. Un aventurero que no lucha, no es nadie… como yo, quien sólo toma misiones libres de peligro como la recolección de hierbas medicinales.

Gracias a ello puedo vivir de ésta manera, y puesto que no voy en búsqueda del peligro, soy capaz de mantenerme con vida. Sí, yo… el más débil de los 13.

[Haah]

No suspires, me pondré triste.

No importa cuánto lo desees, no aparecerá un hada para rescatarte.

Por lo tanto, sé que no habrá recompensa: solo será trabajo gratis. Comprendo que quieras suspirar, pero… por favor,  perdóname. ¿Acaso no es salvar a alguien algo hermoso? Aunque confieso que también me gustaría obtener alguna recompensa por hacerlo…

Si logro salvar a esa chica, intentaré sacarle provecho… no es como si fuera un santo, tampoco puedo vivir del aire. Necesito dinero para: comer, pagar el alquiler, para comprar alguna que otra cosilla… en fin, para muchas cosas.

Meditando sobre el tema… realmente trabajamos gratis cuando éramos héroes: era todo por el bien de las personas, no pensábamos en nosotros mismos; qué conmovedor.

[Renji, cerca de tus pies]

La medalla maldita, Ermenhilde, elevó su voz llena de emoción.

Miré cerca de mis pies y encontré una moneda de cobre.

En este mundo, el sistema de valores es: moneda de cobre>moneda de oro>moneda de plata.

En ese orden; lo normal sería pensar que el oro tenga más valor, pero el oro no puede  ser encantado con magia, y es además, más pesado que la plata.

Si bien la plata también es pesada, puede ser encantada con magia y es útil contra fantasmas y no-muertos haciéndoles perder poder regenerativo o convirtiéndolos en cenizas.

Debido a eso, en este mundo el valor de la plata y el oro se invierte.

¿Serán muy pesadas las armaduras de oro puro en los mundos de fantasía? Realmente quiero intentar usar una alguna vez… aunque dudo ser capaz de moverme.

Recogí la moneda del suelo.
“Buen trabajo.”

[Con esto puedes comprar dos trozos de pan.]

Por el momento, la cuestión de mi cena se resolvió; con una moneda de cobre se pueden comprar dos piezas de pan o un pedazo de carne seca. Si a uno le apetece comer en un restaurante algo elegante, se necesitan cerca de veinte monedas de cobre.

Fufufu~n.

Tarareaba mientras transitaba a paso ligero a través de la llanuras.

Hah~ siempre que se pueda, debe uno ayudar al prójimo… sí.

[… Ah, siento ganas de llorar]

“¿Puedes incluso llorar en un cuerpo como ese?”

[Cierra la boca… este estilo de vida pobre, está dañandome]

¡Qué triste!

Probablemente, debido a su excesivo orgullo, es incapaz de reconocer que en realidad se alegró de encontrar una moneda en el camino.

Sé que es así, por lo que simplemente la dejaré estar…

Incluso después de deprimirse tanto, si en realidad se puso feliz por encontrar una moneda..ya no hay salvación. *

Además, no se puede evitar el hecho de que Ermenhilde la encontró más rápido que yo.

Mientras caminaba y golpeaba el aire con la moneda de cobre, que impulsaba con mi pulgar, llegó a mi el sonido de espadas chocando.

“Lo sabía…”

Di un suspiro.

¿Por qué son los jóvenes tan imprudentes?

Busqué con la mirada a la chica y me tope con una roca de tres metros que delimitaba el pueblo. Supuse que iría a lugares que destacan… al parecer tenía razón; seguramente está al otro lado de la roca.

Con la ilusión de no haber llegado demasiado tarde, troto hasta la roca y observo la situación.
Cuando di con la chica, note que alguna de sus prendas fueron desgarradas, pero por suerte aún está viva.

Suspire, aliviado.

Está enfrentándose con monstruos que poseen la altura de un niño de primaria…goblins que empuñaban espadas, hachas, martillos, que habrán robado a algún aventurero.

Tienen nariz y orejas grandes, desproporcionales a su cara. Si juntaran sus orejas, podrían hasta tapar sus caras.

Para mí, los goblins parecen ser criaturas orgullosas.

Basándome en las tantas veces que luché contra los goblins, llegue a la conclusión de que parecen ser criaturas orgullosas…

Los goblins giran sus armas y poco a poco acorralan a la chica contra una esquina.

[Fufumu. Así que aún está viva.]

“Ah, ¿volviste a la normalidad?”

[Cállate. Te mataré.]

“Sí, sí, como digas.”

Sin tener en cuenta sus amenazas y burlas, contemple la lucha de la chica contra numerosos goblins, que, supongo, empezó hace poco.

Cuando la conocí no tenía un arma, pero ahora tiene una no muy buena espada corta; seguro la consiguió de la tienda de armas después de que nos separamos.

Han pasado más o menos 10 minutos, pero, aun así, la chica respiraba con dificultad y sostenía la espada corta con las dos manos.

Había 5 goblins y parecían ser bastante buenos; se ve que son superiores en número y habilidad.

Incluso un aventurero de nivel intermedio puede enfrentarse a una derrota si los goblins lo rodean y atacan… eso significa que pueden derrotar en un instante a un novato.

Sin ser contundentes, esperan a que el oponente se debilite y deje de moverse.

Allí yace la problemática de los monstruos: son inteligentes y no dudan en asegurarse de obtener ventajas en una pelea. En esta ocasión están utilizando la diferencia de números para debilitar al enemigo.

Como es este un prado abierto, al rodear al enemigo, aprovechan para atacar puntos ciegos y por más que el enemigo pueda bloquearlos, agotarán poco a poco su resistencia y concentración hasta derrotarlo; cuando luchan en cuevas, suelen preparar emboscadas, trampas, etc.

Son inteligentes, especialmente los monstruos humanoides.

[No podrá resistir mucho más…]

“Lo sé”

Ella sigue siendo acorralada, si aún no la mataron es porque están jugando con ella.
Cuando la presa es una y además un novato, no es raro manifestar tendencias sádicas.
Pues bien, gracias a eso pude llegar a tiempo.
En sí, es un milagro que haya logrado resistir diez minutos contra cinco goblins.

Con mi mano izquierda, saqué de mi bolsillo la medalla.

“Préstame tu fuerza, Ermenhilde”

[Roger, mi amo]

El ambiente burlesco desaparece por completo.

Somos serios cuando se trata de luchar. Por suerte, los oponentes son de poca monta, aunque hay diferencias entre la compostura y el descuido.

Tengo claro que las vidas humanas son frágiles y pueden perderse hasta por ligeros descuidos.

El calor empieza a brotar en mi mano izquierda; la energía mágica, fuente de mi poder y capacidad tramposa, Ermenhilde, toma forma-


y aquí lo dejo hasta mañana :v
Denme amor en los comentarios :V

Sobre nosotros Tibe

Un simple traductor con un poco de tiempo para brindarles una que otra traducción medianamente decente de alguna novela medianamente decente~