Uncategorized

Dungeon Defense – Prólogo

Traductor: Beriia.

Corrección: Cthulhu.

Desde ya les aclaro que NO estamos haciendo joint con nadie, sabemos que hay otro grupo que trabaja esta novela pero también nos apeteció sacar nuestra versión.  Fin.


                              ¿Sabéis cómo acaba el mundo?

[Sí]                [No]

 


 

Prólogo

“¿Creéis en la adivinación?”

“Mis disculpas, su alteza, pero esta doncella no cree en supersticiones.”

“¡Qué lástima! Las supersticiones son grandiosas; dan vigor a la vida de uno.”

El entorno estaba mudo.

Las cinco mil personas presentes escuchaban en silencio la conversación entre las personas ante ellos.

Por un lado, había una mujer bellísima, radiante; una noble que gorbernó la ciudad y fue derrotada en este asedio. Por el otro, sentado, había un hombre de aura oscura envuelto por un manto negro y luciendo prendas del mismo color, arrancándole a una rosa sus pétalos…cuando sólo quedó el tallo lo dejó caer con aire ominoso para luego decir:

“Tuvisteis la oportunidad de rendiros antes.”

“Admito eso.”

“Cuatro veces.”

“Cuatro veces despaché enviados para otorgaros la oportunidad de rendiros; sin embargo, les habéis cortado la garganta y enviado de regreso el cadáver. Llegados a este punto, siéndote sincero: deseo decapitar vuestra hermosa cabeza y exponerla en una lanza.”

Murmuró esto con toda tranquilidad; la última  frase la soltó como si simplemente estuviera comentando cuán agradable era el clima… aunque no era esa la sensación predominante en el ambiente. Desde goblins a orcos, hasta ogros vigilaban al hombre sin dejar puntos ciegos, a la espera de sus órdenes. Sí él quisiera podría hacer que las bestias exterminen a todos los humanos presentes.

‘… Para ser un hombre de aspecto tan normal…emite tal fuerza intimidante…’

La noble sólo podía tragar saliva, la vida de los ciudadanos descansaba en sus hombros.

‘Querer poner mi cuello en una lanza… ¿Está diciendo la verdad o solo está amenazandome? O tal vez, simplemente está poniéndome a prueba…’

Christiane Louise Von Volfusbrook.

Una heroína conocida como la ‘Perla del Norte’ del Imperio, quién comenzó una rebelión en el ejército del Señor Demonio.

Había pasado casi medio año desde que el Imperio fue invadido y todavía había humanos que se resistían a ser gorbernados por monstruos; sacando provecho de esto, se creía que la tasa de exito de esta revolución era alta… pero el hombre ante ella reaccionó antes que nadie.

En cuestión de días, el contacto entre otras ciudades fue cortado, las rutas de suministro fueron saqueadas, y las fortalezas fueron capturadas. Una vez que ella fue, finalmente, capaz de recomponerse, su ciudad ya había caído en sólo cuatro meses.

‘Así que es éste un Señor Demonio…”

Se mordió los labios con fuerza.

Un miembro de una orden de 72, que gobierna sobre todos los demonios.

El señor que domina la falsa alquimia y toda retórica.

Actor entre los actores.

Elogiado como un Señor Demonio de muchas caras.

Dantalian.

Señor Demonio Dantalian.

Ese era el nombre de este hombre.

Christiane Louise se estremeció por el terror.

‘¡Un movimiento en falso y me matarán…!’

Con el fin de calmar sus rodillas temblorosas, pensó en las últimas palabras de su padre: ‘Ser siempre digno’. Es ahora el momento de comportarse como un noble y responder resueltamente.

‘Podría vender mi cuerpo si fuera necesario.’

Después de todo, circulaba el rumor de que el Señor Demonio que está frente a ella era un maníaco sexual…y a pesar de que no estaba tratando de presumir, Christiane Louise estaba bastante segura de su propia apariencia.

Si fuera necesario, se convertiría en una esclava sexual si eso significaba proteger a (el nombre de) su familia.

Christiane Louise había tomado una decisión.

“Oh, gran Señor Demonio–”

“Lo siento, pero, ¿podrías evitar llamarme así?”

–El hombre la interrumpió, mostrando claro odio.

“Qué quieres decir con, ‘Oh, gran Señor Demonio’. Siento tantas náuseas sólo de escuchar esas palabras, que no me sorprendería si mis oídos se derritieran en este mismo instante. Hay más de cincuenta Señores Demonio vagando solo en este continente. Me pregunto si soy el único ‘Gran Señor Demonio’.”

“Entonces, ¿cómo debería llamarle.……?”

“Sólo absténgase a nombrarme ‘su alteza’.”

La joven asintió en respuesta.

“Sí, su alteza. ¿Puedo humildemente informarle sobre las tres razones para salvar la vida de esta?”

¿Las hay? Dígame sólo una.”

“No tengo mucha paciencia.”

“¡…!”

Un escalofrío recorrió la espalda de Christiane Louise. El hombre ni siquiera la miraba, y, sin embargo, sentía como si cientos de flotantes ojos invisibles estuvieran haciéndolo.

‘De-Debo estar alucinando.’

El interior de su boca estaba seco.

‘No es nada más que mi mente jugándome trucos.’

Murmuró en su mente el sabio dicho transmitido de generacion en generación por su familia.

‘Oh, ancestros. No respetéis la injusticia a causa del crecimiento, y no ignoréis la justicia debido a la juventud.’

Como un viajero transitando por un oscuro sendero en la montaña confiando en una pobre antorcha,  Louise, dependiendo del orgullo de su familia, apenas reunió el valor para abrir la boca y decir:

“… todavía restan seis ciudades que aún están apoyando la rebelión. Es obvio que va a tomar una inmensa cantidad de tiempo y mano de obra conquistar todas.”

El hombre alzó los hombros.

“En efecto, de tan sólo pensar en eso, me surgen impulsos de cometer suicidio.”

“Conseguid controlarlas no con lanzas sino con generosidad. Su alteza, si mostráis tolerancia y nos perdonáis aquí, esas otras ciudades, naturalmente, se someterán por sí mismas. Sin embargo, su alteza, si nos tratáis con crueldad…”

“Con el temor de ser tratadas de la misma forma, van a rebelarse con más violencia.”

La interrumpió.

“¿Es eso lo que queréis decir?”

“Sí, su alteza.”

Como era de esperar, comprendió rápidamente. Creyó poder ver un pequeño rayo de esperanza, pues este Señor Demonio no era un simple tirano, se ve más sensato e informado. Después de todo, la oportunidad de seguir con vida podría no ser una esperanza en vano.

Christiane Louise acomodó sus miedos.

Sin decir una palabra, el hombre destruyó una rosa, recogió otra y separó la cabeza del tallo. Los pétalos rojos dispersos, cayeron lentamente como la nieve y se apilaron en sus pies.

“—desnúdate.”

Sus palabras retumbaron en los alrededores.

Era un tono increíblemente normal. Christiane Louise no podía entender la situación. Sólo podía parpadear con sorpresa.

“¿Perdón?”

El hombre levantó la cabeza lentamente.

Christiane podía ver los ojos del hombre por primera vez.

Era como si pupilas negro puro estuvieran perforando en lo más profundo de su corazón.

“…sí para usted, pues los dos mil que han perecido eran vuestro pueblo. En todo el continente, la única que puede asumir la responsabilidad de todas estas vidas es usted.”

El hombre suspiró.

“Hace pocos minutos me suplicasteis de sobra por vuestra propia vida.  No se suponía que hicieses eso. No por tu propia vida, sino por la vida de todas las personas de allí. Se suponía que suplicaríais por la vida de vuestro pueblo. Así es como una persona asume la responsabilidad.”

“S-Su alteza. Éste era……”

“Baronesa Christiane Louise Von Volfusbrook. Sois por fuera una mujer amable y bella; pero en para ser más preciso, una persona diabólica. Sentencio que tengáis una muerte vergonzosa.”

El Dantalian se levantó de su asiento y todos los monstruos que estaban rodeando el área levantaron sus armas. Los ciudadanos quedaron estupefactos para luego estallar en gritos.

A estas personas cayó el severo  veredicto del Señor Demonio.

“Has de ser despojada y humillada por mis soldados. Delante de todos estos civiles, además. Yo, Dantalian, 71st rango y poseedor del nombre de diferentes caras, por la presente sentencio que: Christiane Louise será privada de su título como un noble
y se enfrentará a la muerte como un simple plebeyo.”

“¿¡Su alteza……!?”

“Muchas vidas llegarán a su fin aquí. Desesperación mientras coloco el nombre de la persona que desperdicio inútilmente la vida de otros en el mismo fondo de mi corazón.”***

El hombre dejó el escenario con aire indiferente, por un movimiento de su capa los pétalos de rosa se dispersaron por el viento; tras él, Christiane Louise continuó gritando:

“¡Su alteza!”

Pero el hombre nunca volteó.

Este día, se ejecutó a la mujer conocida como la ‘Perla del Norte’.

Una vez más, el continente tuvo que repetir el nombre del señor demonio, Dantalian.

▯Señor Demonio de las Diferentes Caras, 71st Rango, Dantalian

¿Cómo se convirtió en esto?

Maldita sea.

¡No era así como lo había planeado!

Christiane Louise también aparecía como una heroína en el juego. Su papel era ayudar al protagonista, el héroe, en los asuntos políticos. El final donde eres capaz de superar la brecha social entre sí y finalmente conseguir casarte con Christiane fue considerablemente amado por los fans. Obviamente, yo era uno de esos fans.

Si era posible, quería evitarla.

Al verla en la vida real, ella era mucho más bonita que sus ilustraciones en el juego.

Mi dios. Era como si una diosa hubiera descendido de los Cielos.

En la preocupación de ser afectado por su belleza, había mantenido la cabeza baja. La única razón por la que continué arrancando rosas era para ocultar mis emociones temblorosas mientras……

[1. Ejecutar] [2. Perdonar]

Como de costumbre, siempre que una decisión importante se acercaba, un cuadro de selección aparecía con forma de una caja transparente visible sólo a mis ojos. Por supuesto, he intentado seleccionar la opción número dos, para perdonarlos…. pero a medida que avanzaba la conversación, el estado de ánimo se ponía más y más extraño.

Esa actitud tan arrogante…¿cómo se puede tener tan poca vergüenza?

Dos mil personas habían muerto. Dos mil. A pesar de que aparecía una caja extraña de elección y una ventana de estadísticas brilló delante de mis ojos, esto era, sin embargo, la cruda realidad. En esta realidad, dos mil personas murieron a causa de la ambición de una persona.

No había ni siquiera la más mínima culpa en la actitud de Christiane Louise.

Mi estado de ánimo empezó a ponerse frío.  La excitación que sentí cuando me encontré por primera vez en persona a la heroína que hasta ahora sólo he visto a través del monitor de la computadora , desapareció rápidamente. Cuando menos lo esperaba—me encontré ordenando la ejecución más deshonrosa.

Lo hice otra vez.

Solté una pequeña señal y hablé con un subordinado.

“Volved a los campos y decapitad a los prisioneros.”

“¿Sí? ¿No deberíamos hacerles sufrir más?”

“Eso es suficiente. Esto es suficiente de  ejemplo para las demás ciudades.”

El subordinado recibió la orden y regresó a los campos.

Poco después.

[1. Ejecutar]

[2. Perdonar]

Los escritos brillaron con intensidad en el aire.

Acto seguido las palabras se separaron en partículas blancas y se dispersaron. A pesar de que se sentía que desaparecerían en cualquier momento, las partículas de repente se movieron juntas para formar nuevas palabras.

[¡Una decisión cruel y sin piedad!]

[El continente está asustado por su crueldad.]

[Infamia aumentó sustancialmente.]

Entonces las palabras se dispersaron como pétalos.

La información acerca de que mi impopularidad se elevó otra vez me deprimieron aún más.

“Cómo resultó en esto.”

Sólo podía preguntarme a mí mismo.

Esto no era todo.

Punto principal, quería vivir una vida tranquila.

¿Dónde las cosas salieron mal? Seguramente mi nacimiento en sí no fue un error, ¿cierto? ¿Es eso así? La vida era irracional desde el inicio……

Aah, quería frotarme contra Christiane.

No sólo Christiane, pero quería disfrutar de una vida de diversión con las otras heroínas como Romei o la hija del Emperador, Elizabeth.

A decir verdad, no quiero trabajar en absoluto.

En serio, ¿por qué tengo que llegar a poseer el cuerpo de un Señor Demonio?

Cualquier persona está bien. Por favor, alguien arregle mi vida rota……

¡O por lo menos deme unas vacaciones al mes……!


Indice | Siguiente

Tibe
Un simple traductor con un poco de tiempo para brindarles una que otra traducción medianamente decente de alguna novela medianamente decente~