Bohemian Rhapsody capitulo: 4 Intruso


Intruso

Ciudadano :  ¡! Intrusos ¡! Avisad a los Guardias, Intrusos han ingresado…

Al parecer me tratan como un intruso y eso que yo quería entrar sigilosamente -sarcasmo – , pero bueno que se va a ser mi poder es muy grande como para poder suprimirlo por completo

Al cabo de unos segundos de haber sonado la campana, un gran grupo de guardias hace su aparición en la puerta del reino.

Alrededor de unas 100 personas vestidas con armaduras pesadas.

Guardia : ¿ Este es el intruso ?, pero si apenas es un plebeyo.

Líder de la Caballería : Oye plebeyo tu eres el que osa a entrar a Vitalizia, ¿ eres idiota o qué ?

Ramses : Cállense, estoy harto de escuchar sus palabras, no saben nada de respeto.

Líder de los Guardias : Respeto, quien podría respetar a un plebeyo idiota como tu.

Esas palabras derramaron la última gota del vaso, esta gente no respeta a su creador, aunque este de incognito, esta raza humana se ha vuelto muy despreciable.

Me dirijo hacia el tipo que me insulto en un solo abrir y cerrar de ojos me acerque hasta donde él estaba y le corte la cabeza.

Ramses : ¿ Alguien más se atreve a faltarme el respeto ?

Guardia : Ahh… Mataron al líder, maten al intruso, no dejen que se acerque al castillo.

Guardias : Subestimamos su poder este chico es de temer, mátenlo lo más rápido posible.

Todos los caballeros se dirigen contra mí, buscando matarme, lastimosamente no saben con quien se están metiendo.

Me dirijo en forma de Zip Zap contra todos los caballeros cortando uno por uno mientras me movía.

Refuerzos venían al oír el grito de los caballeros muriendo.

La sorpresa no fue tan grata para los refuerzos, en cuestión de segundos mate a todos los guardias  que estaban ahí.

Guardia de Refuerzo : Tu como te atreves a atacar a Vitalizia, maldito plebeyo pagaras por tus acciones

Sonido : ¡! Plaaaaaaaaaaaggg ¡!

Mi espada resonó con otra, al parecer tienen a alguien fuerte aquí.

Era un chico de unos 17 años con una armadura ligera, estaba temblando del miedo, pero para poder soportar un espadazo mío, él debe de ser fuerte.

Le di un pequeño corte en la pierna y seguí avanzando, lo deje vivir dado a que es el primero que para un movimiento mío en este mundo.

Guardia : Maldito no saldrás vivo de aquí… ahhhh

Ramses : Cállate idiota, quien te dio permiso de hablar

Le corto la cabeza y sigo andando, ya casi no quedaban caballeros que querían enfrentarme, por el miedo y la masacre de cadáveres que hay bajo mi pie, nadie se atreve a acercarse a mí.

Ramses : Como osan llamarse caballeros sarta de debiluchos.

Mi actitud se hacía más fría entre más avanzaba el tiempo, habían muchas personas dentro de esta ciudad que están mirándome a escondidas desde sus casas.

Matando a los últimos caballeros me dirijo hacia el castillo, supongo que este castillo estará los caballeros más fuertes.

Llego a la puerta del castillo unas 20 personas me estaban esperando.