(Overlord) [Volumen 13] Capítulo 4 – Parte (2/?)

Traductor: Tibe
Corrector: NotYet.


“… Sé que las paredes humanas son problemáticas, pero seguramente no son nada frente a nuestros números, ¿verdad?”

 

Esto era especialmente cierto para aquellos miembros de la Alianza Semi-humana que podían ignorar por completo la existencia de tales muros. No debe haber dificultad si dichos individuos fueran manejados cuidadosamente.

 

“Asustado, ¿verdad?”

“Demon Claw-kakka”.

 

Una expresión feroz floreció en su rostro — de Wayja Lajandala — al ser nombrado “Demon Claw”. Barrió sus ojos sobre el otro miembro de su especie que estaba presente antes de volverse hacia el Nagaraja.

El título de “Demon Claw” era conocido en todas partes, y lo había sido durante casi dos siglos.

Esto no era debido a que los Zoastias fueran una raza longeva, sino porque el título se transmitía de generación en generación.

Para él, este título era algo que había heredado de su padre. Sabía muy bien que era inapropiado para él en ese momento. Por eso tenía que construir su reputación en las próximas batallas. Sin embargo, hasta el momento no había podido demostrar su fortaleza—como heredero del título— al mundo.

Todos los que había vencido hasta ahora eran débiles. No había nadie que pudiera detener un golpe de su hacha encantada de dos manos, ‘Bladed Wing’.

Este estado de cosas no puede continuar.

No podía permitir que esta guerra terminara mientras que otros todavía lo conocían como un mero subordinado del archidemonio Jaldabaoth. Tenía que encontrar la manera de hacerse un nombre como guerrero, y ese momento era ahora.

Sin embargo, Roxu aun no tenía la intención de atacar. La insatisfacción de Wayja con esa decisión era la razón por la que le había hablado con ese tono.

“Dicen que el Gran Rey solía controlar esa ciudad. ¿No me digas que tienes miedo solo porque el enemigo tiene a alguien que pueda vencerlo?”

El Gran Rey—el rey que había llevado a los Bafolk a la grandeza.

Había sido uno de los diez mejores semi-humanos, como él.

Wayja confiaba en que se mantendría en igualdad de condiciones con el Gran Rey, a pesar de las molestas artes marciales de este último que podrían romper las armas. Cualquiera que pueda vencer al Gran Rey seguramente debe ser un oponente digno.

 

“Me encargaré de ella, entonces ¿por qué no estamos atacando todavía?”

 

Solo podía pensar en una persona que pudiera vencer a alguien del poder del Gran Rey.

Debe ser ese paladín humano femenino. Si los rumores son ciertos, ella podría haber sido capaz de vencer al Gran Rey.

Dibujó una imagen borrosa de un paladín con una espada brillante en su mente.

 

“Wayja-kakka, el hecho de que tú, un comandante, digas esas cosas a pesar de llegar tarde sin una palabra de disculpa, me hace … no te emociones tanto, lo sé, lo sé.”

 

Roxu lo rechazó de manera relajada.

 

“Honestamente, los polluelos ignorantes hacen mucho ruido incluso cuando no saben nada”.

 

La persona que estaba riéndose ahora tenía cuatro brazos. Ella era la reina de los Magelos conocida como “Iceflame Thunder”—Nasrenia Bert Kiuru.

Wayja arrugó la frente,

El sentía que podía triunfar en una pelea cuerpo a cuerpo, pero Nasrenia era experta en magia, por lo que existía el temor de que ella le volviera las cosas de manera inesperada si se trataba de una pelea. Aun así, él, como heredero del nombre “Demon Claw”, no sería capaz de enfrentar a sus antepasados si dejaba que alguien lo llamara polluelo.

 

“Y las viejas brujas a las que les gusta holgazanear también causan problemas al resto de nosotros”.

 

Los Magelos vivían bastante tiempo, pero dado que Wayja había oído hablar de ella a lo largo de las colinas cuando todavía era un niño, debería tener al menos la mitad de su edad.

No podía decir la edad de su piel al inspeccionar su rostro debido a todos los cosméticos que lo cubrían, pero el hecho de que ella estaba cubriéndola significaba que ella también lo había notado. Además, seguramente esa fragancia floral que la rodeaba era una señal de usar perfume para enmascarar el hedor de los viejos, ¿no es así?

 

“—Ho.”

 

Nasrenia entrecerró los ojos, y un frío helado llenó el aire de la tienda. Este era un fenómeno físico, no psicológico.

 

“—Debo estar en lo cierto, ¿no?”

 

Wayja se enderezó un poco al decir eso. La parte inferior del cuerpo de un Zoastia no era una bonita decoración, sino algo que poseía la destreza de una bestia y su poder explosivo. Si bien su estilo de lucha habitual habría implicado agacharse para hacer pleno uso de sus habilidades físicas, no lo hizo ahora. Eso era porque quería presentarse como el que tenía la ventaja, que simplemente había cedido la iniciativa a su oposición.

 

“Esto no es solo una cuestión de estar en lo cierto, ¿verdad? Debería enseñarte cómo dirigirte a las mujeres con respeto. Ese también es mi deber como anciana.”

 

En medio de toda esta tensión, Roxu habló:

 

“Deténganse, ustedes dos. Este es un consejo de guerra. Si ustedes dos continúan creando problemas aquí, me veré obligado a denunciarlo a Jaldabaoth-sama “.

 

Ahora que Roxu había mencionado el nombre de su superior absoluto, los dos no tuvieron más remedio que retroceder. Aún así, continuaron mirándose el uno al otro, como para decir “Esto aun no ha terminado” y “Lanzame lo que tengas, abuela”.

 

“Ja … No puedo ayudarlos con esto a pesar de que soy muy fuerte, pero ustedes dos deberían saber lo que significa trabajar juntos”.

“Heeheehee, tampoco tienes derecho a comentar sobre los demás”.

 

Un semi-humano simio cubierto de pieles blancas se burló de las quejas de Roxu con una sonrisa.

 

“Hm, eso es verdad. Ahora bien, Demon Claw-kakka. Sobre su pregunta anterior, no es que tenga miedo. El Gran Rey era un individuo valiente, pero seguramente todos los presentes son su igual, ¿me equivoco?”

 

Roxu miró a Demon Claw y a Iceflame Thunder, y luego a las otras tres personas.

Uno de ellos era un semi-humano que estaba cubierto con una larga piel blanca y parecía un simio. Vestía una armadura de oro encantada.

Él era el rey de los Stone Eaters— Harisa Ankara.

Como un espécimen superior de su especie, él y otros como él podrían obtener varias habilidades especiales de comer minerales en bruto. Por ejemplo, al comer diamantes, podrían obtener temporalmente resistencia al daño físico solo pudiendo recibir daño mediante ataques contundentes. Por lo general, solo tres de esas habilidades podrían estar activas a la vez, pero podría almacenar mucho más que ese número. Esa era también una razón por la que se le llamó un mutante.

Luego, estaba el general Orthros que le había saludado con respeto.

Llevaba un traje de armadura intrincadamente tallada. Su casco igualmente adornado y su lanza yacían a su lado. Su nombre era Hectowages Ah Ragara.

Su gesto hacia Wayja no era por respeto a las habilidades personales de Wayja, sino a la especie Zoastia en su conjunto. Esa fue la razón por la que le disgustó.

Aún así, no podía simplemente desafiar a Hectowages a un duelo para demostrar su fuerza. Ciertamente, Wayja sería el vencedor en una pelea uno contra uno. Sin embargo, Hectowages no había ganado fama debido a su poder individual, sino porque era un general reconocido que podía triunfar a pesar de tener una décima parte de las fuerzas de su oponente. Las mesas se cambiarían si se tratara de un combate masivo, y no había nada más vergonzoso que presumir acerca de la fuerza de uno mismo y decir “soy más fuerte que tú” al saber esto. Por eso Wayja tenia dificultades para lidiar con Orthros.

La última persona era el compañero de su especie, que había permanecido en silencio durante todo este tiempo: Muar Praksha.

También conocido como “Blacksteel”, era conocido como un guerrillero a menudo visto revoloteando de sombra en sombra.

Era una rareza entre los Zoastia, que a menudo sacaban provecho de sus habilidades físicas y luchaban con fuerza bruta. El sigilo y la sorpresa eran las características de las temibles técnicas de asesinato que utilizaba para deshacerse subrepticiamente de la oposición. Su sobrenombre provenía de su voluntad inquebrantable. Su determinación de eliminar la presa que él había marcado.

Si bien no creía que pudiera perder contra ellos, todas las personas sentadas aquí serían un oponente problemático para él en un combate directo.

 

“Entonces volvamos al tema de por qué no los estamos atacando. Eso sería porque recibí órdenes de Jaldabaoth-sama en la ciudad de Rimun.”

“¿Que qué? ¿Así que eso era?

 

La pregunta de Wayja se debió al hecho de que Roxu era la única persona en este ejército de 40,000 que había tenido contacto directo con Jaldabaoth. Para cuando los otros habían sido convocados a esta ciudad de Kalinsha, sus hombres ya estaban en posición de batalla y esperando ser desplegados.

Jaldabaoth se teletransportaba constantemente entre varias ciudades, por lo que había pocas oportunidades de recibir instrucciones de él en persona.

 

“Jaldabaoth-sama dijo que era para dar a los humanos que ocupan la ciudad varios días.”

“¿Darles tiempo? ¿Para qué?

“Dijo que era para asustarlos. Hay menos de 10,000 personas en esa ciudad. Y aun menos entre ellos que puedan luchar. En contraste, todos nosotros aquí podemos luchar … ¿Cuanto miedo crees que tendrán los humanos escondidos en esa ciudad? ”

“Ya veo … así que de eso se trata. Jaldabaoth-sama es realmente temible.”

“Hehehe. Ciertamente, dicho eso, entiendo cómo te sientes, Wayja-kakka. La pregunta ahora es ¿cuánto tiempo más deberíamos darles?”

“No, podemos decidir exactamente cuántos días más darles. Dicho esto, podríamos tener almacenadas dos meses de raciones, pero no sería bueno darles ese tiempo”

“¿Es porque todavía tenemos que lidiar con los prisioneros?”

 

Solo quedaban 10,000 semi-humanos manejando una abrumadora cantidad de cautivos humanos. Mientras que los semi-humanos eran más fuertes que los humanos, la cantidad era una cualidad propia. Era muy probable que no pudieran lidiar con disturbios o revueltas.

 

“Precisamente. Es por eso que los he reunido a todos ustedes, para analizar nuestros planes para el futuro. Personalmente, creo que podemos mudarnos después de un par de días más y terminar las cosas. ¿Alguien está en desacuerdo?”

 

Ninguno de los semi-humanos presentes—Wayja incluido—se opuso a él.

 

“Bien. Atacaremos en dos días. Hasta entonces, continuaremos observándolos.”

 

Existía la posibilidad de que el enemigo lanzara un contraataque, aunque no lo creía muy probable.

 

“Eso significa que ya es hora de encargarnos de los humanos que hemos traído.”

 

Algunos semi-humanos comían seres humanos. Especies como esas prefieren comida fresca. Los Zoastia no tenían una preferencia particular por la carne humana. Para ellos, la carne de res y de caballo eran mejores. Sin embargo, la mayoría de ellos preferiría carne humana fresca a carne seca.

En contraste, Iceflame Thunder tenía una mirada de repugnancia en su rostro. Tal vez era porque los Magelos no comían humanos, dado que ellos mismos eran visualmente similares a los seres humanos.

 

“Hehehe. ¿Qué tal matarlos y comerlos frente a su ciudad mañana? Eso debería aterrorizarlos, ¿no?”

“Una excelente idea. Después de eso, declararemos que atacaremos al día siguiente … ”

“No hay necesidad de presionarlos tan duro. ¿Qué pasará si se rinden? Pelear es divertido solo porque tienen esperanza y luchan con todas sus fuerzas. Nada es más aburrido que matar a personas que han perdido la voluntad de vivir.”

 

Al final, Wayja quería luchar contra enemigos fuertes. No tenía sentido enfrentar a los débiles.

 

“En efecto. Además, hay otro punto importante. Es una orden de Jaldabaoth-sama. No debemos matarlos a todos, hay que dejar que algunos escapen. Por lo tanto, mi plan es matar a todos los que vigilan la puerta oeste—nuestro lado—y ahuyentar a los que manejan la puerta oriental.”

“En otras palabras, quienquiera que esté atacando la puerta oriental necesita poder mantener un control firme sobre sus hombres, ¿verdad? De lo contrario, parece que terminará en una matanza completa.”

 

Después de que Nasrenia dijo eso, todos miraron a un solo individuo.

 

“Ya veo … ¿Entonces no te molestará si traigo a todos mis parientes conmigo, verdad?”

“¿Puedes dejar algunos como mensajeros?”

“Ciertamente, Roxu-kakka. En ese caso, Hectowage Ah Ragara y yo seremos responsables de la puerta oriental.”

“Después de eso, necesitaremos algunas personas en el norte y en el sur para darles algo de presión. Si bien no es necesario tomar esos puntos, debemos matar a un número adecuado de defensores allí. Me gustaría enviar algunos combatientes a distancia… ”

Había tres personas presentes que eran expertos en el combate a larga distancia. La persona que Roxu eligió de entre ellos fue a la silenciosa Zoastia.

 

“Muar Praksha-kakka”.

“—Aceptado.”

 

Eso fue todo lo que “Blacksteel”, dijo en respuesta.

 

“Todos los demás estarán en la puerta oeste. Aunque no creo que haya una oportunidad para que muestres tus cosas, dejaré a cualquier oponente fuerte que se presente allí para ti. Después de todo, necesito comandar a todo el ejército, por lo que no podré estar en las lineas frontales.”

 

Los tres semi-humanos restantes —Wayja incluido— asintieron con la cabeza.

 

“Dado que todos estamos de acuerdo, atacaremos esa ciudad en dos días. Espero que todos descansen y reúnan su fuerza antes de que los humanos lloren en desesperación.”


Anterior | Indice | Siguiente