(LV999) Capítulo 2 – Parte 7

Después de mucho tiempo, y cambio de personal aquí tienen un capítulo de Villager.

Traductor: Tibe

Corrector: Beriia.


Este tipo de cosas, ¿qué valor tienen?— Parte 7

” Mira, no pongas esa cara de preocupación. Ese tipo no es malo , te lo garantizo.”

Alice siguió al calmado Kagami mientras se dirigían directamente hacia la posada. Después de asegurar una habitación , Kagami dejó a Alice y fue a la búsqueda de esta persona en la que confiaba.

//

“Eres lento… Kagami-san.”

Alice esperó dentro de la habitación durante unas dos horas. La habitación tenia una longitud de aproximadamente diez tatamis, que contenía dos camas, una mesa y sillas colocadas para permitir una vista de toda la ciudad desde la ventana.

Aunque consideró ir afuera , eso sin duda haría que Kagami se preocupara, así que se sentó en la cama para perder el tiempo mientras veía la ciudad desde la ventana.

Sin embargo, era sin duda aburrido esperar en la sala durante dos horas sin hacer nada. Después de adaptarse a un estilo de vida de dormir a la intemperie durante su viaje desde el pueblo Demoníaco a la Cueva Antigua, sin duda sería imposible dormir en una cama. Ella simplemente se sienta incómoda.

“¡Oi! ¿Estas despierta? ¡Abre la puerta para mi!”

Justo cuando se empezaba a sentir incomoda, oyó el sonido de los tres golpes, junto a la voz de Kagami, procedentes de la entrada.

La expresión de Alice se iluminó mientras que saltó de la cama y se dirigió a la puerta.

“¡Bienvenido de nuevo, Kagami-san! ¡Voy a abrir ahora!”

Alice giró la llave por encima de la perilla de la puerta hacia la izquierda con entusiasmo y abrió la puerta con fuerza.

Entonces ella inmediatamente cerró la puerta con llave.

En el momento en que abrió la puerta, Alice se quedó sin habla. Ella pensó que había visto a Kagami de pie delante de la puerta, pero había alguien más detrás de él. Era un hombre grande y musculoso que tenía trenzas en el cabello, con una altura que era 1,2 veces más alto que Kagami, llevaba un dougi rosa y se parecía a un oso.

“O-i, Alice, soy yo, Kagami. Te dije que abrieras la puerta para mí.”

La voz que oyó era definitivamente de Kagami. Puesto que él había llamado a su nombre, ella decidió confirmar adecuadamente su identidad y una vez más comenzó a abrir lentamente la puerta cerrada.

“Es Araya… ¡Qué linda!”

Alice se congeló por el miedo debido al impacto que tuvo la persona detrás de Kagami.

El cuerpo del hombre parecía haber sido moldeado para luchar desde que nació. Tenía una cara rugosa con un hoyuelo en la barbilla, que se separó en dos con el maquillaje aplicado, y al parecer tenía un agente humectante, como un bálsamo de labios, en sus labios de bacalao. Cuando Alice vio esta figura, seleccionó el comando de huir en su cabeza, pero no había ningún camino para escapar.

El Dougi color rosa hacía parecer que este hombre pertenecía a ESE grupo de personas. No era más que un compañero completamente peligroso con esa cantidad de músculos marcados, endurecidos.

“Cho, Takako-chan. La estás asustando, así que entra primero.”

Cuando Alice vio más allá del hombre grande, finalmente vio a Kagami y su corazón se volvió inmediatamente calmado.

“Caray… No doy miedo, ¿ok ~? Jovencita, soy amable, ¿ok~? ”

Kagami sintió que su apariencia carecía de credibilidad. Alice, que casi se había derrumbado en el miedo, se levantó a sí misma y cerró la puerta después de que el gran hombre que llevaba el Dougi rosa entró en la habitación.

“Yoisho, mira, fui a comprar la medicina. La mantendré conmigo para que no se pierd.a

Murmuró Kagami a Alice poco después de entrar en la habitación. Se colocó la mochila grande sobre sus hombros al lado de la ventana. Probablemente se había estado preparando para el viaje.

A continuación, tomó algo que parecía un juego de té de la mochila y preparó un matraz con una bebida que olía como té negro. El hombre grande se sentó en una silla y se puso a beber con elegancia.

“U…umm, ¿Kagami-san? El amigo del que hablabas, ¿es esa…ésta persona? ”

Alice, que había visto las acciones de las dos personas con una mirada estupefacta, con timidez hizo una pregunta a Kagami.

“¿Hmm? ¿Sí? Esta persona es el Monje de Nivel 124 más confiable, Takako-chan.”

Alice todavía se sorprendió cuando escuchó que la persona era de Nivel 124, ya que su apariencia no era lo suficientemente única para que otros esperaran tal numero.

Alice creía que era un Monje, pero fue inesperado para Kagami decir que él era el más fiable.

“¿Estás escuchando, Alice-chan? Caray, realmente eres linda… ¿Quieres comer algo? ”

Alice se movió rápidamente y se escondió detrás de la espalda de Kagami sin cambiar su expresión.

“Dije que la estás asustando. Takako es una buena persona que está dispuesto a ser nuestro aliado sin ningún problema, incluso después de saber que eres un demonio.”

“¡Eh…! ¿A pesar de que sabes que soy un demonio…no tienes miedo?”

Alice suavizó su expresión, sorprendida por la inesperada observación de Kagami.

Por extraño que parezca, ella sentía un sentido de afinidad con el monje, quien no era hostil hacia ella a pesar de que sabía que era un demonio.

“Todavía no me he presentado. Soy Takako Vildar. Como dijo Kagami-chan antes, soy un monje. No te atacare sólo porque eres un demonio, por lo que no tienes de que preocuparte.”

“¿P-Por qué? ¿No son los demonios un obstáculo? ”

“Alice-chan es una niña de aspecto lindo, que se hace la fuerte~… Además, ni los demonios, ni los humanos tienen ninguna relación conmigo.”

“Yo también era capaz de matar a los demonios en el pasado, pero una vez, hace mucho tiempo, agoté todos mis medicamentos de curación y un demonio terminó salvando mi vida… Desde entonces, me he dado cuenta de que los demonios y humanos no son tan diferente.”

Alice abrió mucho los ojos y miró a Kagami y a Takako.

“¡U-Um! ¡Quiero que cooperen conmigo! ¡Quiero construir una relación de amistad con los humanos!”

“Eso es imposible~. Es algo que no puedes entender. Después de todo, los demonios no van a dejar de hacer daño a los humanos. Por lo tanto, me cansé de luchar y ahora soy propietario del Club Gachi Muchi, que permite a los aventureros jubilados disfrutar de la vida en esta ciudad. Estoy viviendo una vida sin preocupaciones, ¿no?”

Fue durante esas circunstancias cuando conoció a Kagami, que había llegado de forma inesperada para jugar en su bar. Él encajó con él y, junto con otros aventureros retirados, disfrutó de misiones juntos en busca de tesoros. Takako dejó escapar un profundo suspiro.

“Me alegré cuando Kagami vino, ya que no podía venir a jugar recientemente… ¡Sin embargo, este negocio inesperado de querer acompañar a un demonio fue sorprendente! Si se trata de un favor de Kagami, no hay manera de que pudiera rechazarlo, ya sabes.”

“Pero Takako-chan, tú rara vez manejas el bar.”

“¿No crees que estaría bien si fueras al Club? Podrías vender cosas de esa manera.”

“De ninguna manera. No quiero volver a ir a un lugar tan horrible de nuevo.”

Cuando vio el intercambio entre los dos, la cautela de Alice hacia Takako fue desapareciendo gradualmente.

“Um…lo siento. En un principio, fue sorprendentemente extraño.”

“¡Ara! ¿Etiqueta adecuada? ¿Está bien? ¿Tal apariencia…no es demasiado sorprendente? ”

“¡Estoy en su cuidado, Takako-san!”

Alice se inclinó para mostrar su sinceridad.

“¿Está bien? ¡Ah, eso es correcto! Alice-chan siempre ha dormido a la intemperie, ¿verdad? ¿No quieres tomar un baño? ¿Debemos ir a las aguas termales de esta ciudad? Es un buen lugar en el que no hay muchas personas.”

Alice se excitó. Dado que siempre había vivido al aire libre, nunca tuvo ningún baño.

A pesar de que, no importa cuántas veces uno se bañe no podria olvidar la sensación de inmersión en agua caliente.

“¡S-Sí! ¡Quiero ir! ¡Que Kagami-san vaya también!”

“Si quieres ir, entonces ustedes dos deben ir. Los hombres y las mujeres están separados por lo que no hay sentido en ir juntos, ¿verdad? ”

“…¿Eh? Takako-san va a estar junto a ti, ¿verdad? ”

“¿Qué demonios dices? Takako-chan es una mujer “.

En ese momento, la vigorosa Alice interrumpió sus pensamientos, pensando “¡Increíble, Kagami-san, para utilizar dicha magia para detener el tiempo!”.

“¿Bueno, eh? Que, al igual que Kagami-san… ¿Takako-san también es grande? ”

Ciertamente, ella estaba usando maquillaje y un Dougi rosa. Sin embargo, no importó lo que pensó Alice, su cuerpo era mucho más grande que el de una mujer normal.

“Sin embargo, soy una mujer.”

Un pecho que era puros músculos, como si se tratara de una placa de hierro.

Ella sólo tenía que reposar durante un momento para ver que sus músculos se habían forjado con abrumadores entrenamientos. Era una apariencia que haría que uno pensara que no sería extraño incluso si ella aplastó una roca. Ella era más hombre que cualquier otra persona.

Pero ella era una mujer.

Ella tenía los brazos y las piernas gruesas como troncos, junto con la apariencia de un oso feroz, y era la dueña de Nivel 124 del Club Gachi Muchi en Balman.

Pero ella era una mujer.

“¡E-E-E-espere un momento! ¡Bueno, Takako-san no tiene pecho! ”

“Los pechos de Takako-chan cambiaron en músculo por la quema de toda su grasa.”

Kagami ordenó su equipaje mientras respondió, como si estuviera acostumbrado a ello.

“¡Caray! ¡Kagami-chan! ¿No sabes cómo elegir correctamente tus palabras? ”

“Haha, deja de ser tan seria, Takako-chan. Mi salud está disminuyendo, ¿verdad? ”

En respuesta a la grosera observación, Takako-chan dio una patada baja en la parte posterior del cuello de Kagami con las piernas de apariencia similar a troncos. Un sonido fuerte sonó cuando ella dio una patada, sacudiendo ligeramente el suelo.

A pesar de que era impresionante que Kagami lo hubiese soportado, Alice no pudo ocultar su sorpresa a Takako-san, quien había desatado tal patada baja. ¿Ella era una mujer…? Alice lo dudaba sin expresión.


Anterior | Indice | Siguiente

Sobre nosotros Tibe

Un simple traductor con un poco de tiempo para brindarles una que otra traducción medianamente decente de alguna novela medianamente decente~