(LV999) Capítulo 2 – Parte 4

Traductor: Tibe

Corrector: Beriia


Este tipo de cosas, ¿qué valor tienen?— Parte 4

“Umm… Bueno, tengo que pedirte un favor.”

Alice actuó como si ella pensara en quedarse oculta, sólo mostraba su cara detrás de un árbol mientras murmuraba como si no hubiese descansado.

“Con el fin de curar la enfermedad del padre…quiero ir a comprar alguna medicina.”

“¿Qué medicina?”

“Alguien me dijo que hay un rumor acerca del Gremio que vende la medicina Protección de Espíritu… Quiero comprar eso.”

“Eso cuesta 10 monedas de oro, ¿Tienes dinero?”

“¿D-Diez monedas de oro?”

Alice, que no tenía más de 500 monedas de plata, pareció sorprendida cuando oyó el precio absurdo.

El medicamento Protección de Espíritu tenía un precio razonable, teniendo en cuenta sus efectos. Era un tipo de medicamento que afecta a muchos síntomas, incluyendo el frío, veneno, maldiciones, la petrificación, vitalidad, resistencia, fuerza, envejecimiento, embellecimiento, e incluso dolores de espalda.

Incluso si una pequeña fracción de los nobles la usaban, no importa si la utilizan una vez al año o no, todavía es un objeto precioso.

“Es inútil. No puedo verte sosteniéndolo.”

“Umm… Bueno, el oro… Por favor, préstamelo.”

Aunque Alice dijo esto con algo de culpabilidad, Kagami frunció sus cejas con una mirada en su cara que dice “¿Qué diablos está diciendo?”.

“No hay aldeanos que prestarían un montón de oro para comprar el medicamento para el Rey Demonio. No hay ninguna obligación de que me vaya tan lejos. Es una lástima que el Rey Demonio se puso enfermo. Él está destinado a ser derrotado.”

Kagami declaró mientras apuntó su dedo índice a Alice, y la expresión de Alice se oscureció.

Al ver su cambio, Kagami se reflejó en lo que dijo porque decir ‘el Rey Demonio está obligado a ser derrotado’ a su hija era demasiado.

“Es imposible para padre morir… Si él muere entonces todos los demonios estarían en riesgo. ¡Esto no es sólo nuestro problema! “

Inmediatamente después, Alice gritó mientras ella se enfrentó a él con ojos suplicantes.

Al ver esta situación, Kagami escuchó con una expresión de preocupación.

“Ahora que padre se está convirtiendo en un objetivo de los seres humanos con su enorme poder mágico, aunque no han tratado de ir a buscar y matar a otros demonios, además de él, ¡si padre muere…..!”

“Ah- … Bueno, eso es cierto.”

Incluso si los monstruos son derrotados, ellos no van a desaparecer. Ya que los monstruos solo spawnean debido a la magia de los Demonios, no es causado directamente por el Rey Demonio.

Si el Rey de los Demonios, que oculta una enorme cantidad anormal de la magia, es derrotado, quizás la próxima vez los humanos podrían comenzar a culpar a los Demonios que viven en distintas regiones de la causa de los monstruos inexistentes.

En tanto que el Rey Demonio, que se decía que era un adversario demasiado poderoso, no muera, los otros demonios podían vivir sin ser blanco de los seres humanos, incluso si ellos no quieren ayudarlo.

Y los Demonios que entienden esto no son muchos. Desde que el Castillo del Rey Demonio es peligroso, poniendo su residencia en un lugar separado es buena prueba de ello.

“Pero… Sin lugar a dudas este es un problema que va a ocurrir tarde o temprano. El Rey Demonio va a morir algún día. Él será llevado a su fin algún día.”

Kagami había entendido. Se había dejado todo a la suerte a su comprensión. Había renunciado ya que era algo que era completamente inevitable.

La esperanza de vida de un demonio no es eterna. Ellos envejecen y mueren lo mismo que lo hacen los humanos.
El Rey Demonio no es una excepción, ya que a pesar de que es “el” Rey Demonio, es sólo una de las varias generaciones de Reyes Demonios.

Kagami lo sabía. Y si no hay sucesores, la existencia abrumadora que es conocida como el Rey Demonio ya no existiría en este mundo.

“Yo…no voy a renunciar. Por lo menos si tuviera que estar en oposición, si todavía hay una ligera posibilidad de esperanza, deseo aferrarme a ella.”

Mirando a Alice apretando los dientes, Kagami sintió una nostalgia débil.

Para Alice, tal vez esta posibilidad estaba vinculada con la vida de su padre. Kagami había empezado a adivinar de alguna manera su intención real sobre el deseo de caminar por la senda de la convivencia.

“Tú, ¿no detestas a los seres humanos?”

Para confirmar si esto era o no correcto, Kagami hizo una pregunta.

“Incluso si me molestan nada va a empezar. Porque yo estoy en el mismo barco que tú.”

Escuchando estas palabras, Kagami inflo involuntariamente sus mejillas, escupió su aliento, y comenzó a reír.

“¡P-Por qué te ríes!”

“No…. Desde que eres capaz de pensar de esa manera, me acuerdo de que el Rey Demonio también trató de aspirar a la senda de la convivencia”.

“Los demonios no quieren perder el Rey Demonio, porque exponerlo es peligroso”, una declaración que no es verdad. Kagami estaba convencido, como tal, mientras escuchaba a Alice.

Si el Rey Demonio muere, los demonios se convertirán en el próximo objetivo. Por supuesto, si los demonios fueran asesinados sin razón, probablemente conduciría a una guerra entre humanos y demonios. No se sabe por cuánto tiempo esta paz continuará. No importa si un lado continúa hasta que nadie quede, dará lugar a la guerra.

Aunque algunos de los demonios que no estaban en la mira ya no deseaban la guerra, es probable que comience en el momento en el que pierdan al Rey Demonio, que se decía que era el gran escudo.

“Pero creo que es imposible mejorar la relación entre los humanos y los demonios.”

¿Por qué pensaba eso? Debido a que ya había pensado en ello una vez antes.

A pesar de que había pensado en ello, la realidad era cruel y se rindió.

También pensaba acerca de otros métodos, pero estaba claro que tenía que renunciar a ello.

Sin embargo la chica frente a él no se estaba dando por vencida. Dado que había renunciado ya una vez, ella está haciendo un esfuerzo para tratar de hacer que sea una realidad. Y este demonio, había llegado por sí misma a un lugar como éste.

De hecho, es más que demonios odiando seres humanos, ellos están matando a los seres humanos y del mismo modo, los seres humanos también están matando demonios. Era para garantizar la seguridad en cada lado.

Después de todo, Alice piensa que los humanos y los demonios son los mismos. Puesto que ella está pensando acerca de ser capaz de coexistir, “estamos en el mismo barco” viene a la mente. Kagami había pensado mucho.

Y él había adivinado correctamente.

“Incluso si es imposible ahora, podría encontrar una manera algún día, así que no voy a renunciar”.

“Claro, voy a tratar lo mejor posible, sin renunciar a ello. Si se trata de la medicina que deseas lo compraré por ti.”

Es por eso que Kagami, como él, había considerado apoyar a esta chica hasta que ella renuncie a la posibilidad de que los humanos y los demonios unan sus manos algún día. Porque de esta manera parece más interesante para él.

Por alguna casualidad, podría ser consciente de algo diferente. Él creía en esa posibilidad.

“¿Está e-eso bien? Pero el oro… “

Con un repentino cambio de corazón, mientras Alice de repente se iluminó, Kagami dijo como si se estuviera disculpando con respeto.

“Por supuesto que lo recibirás ¿No has dicho que “te lo prestara” hace un rato? Se me devolverá, ¿cierto?”

“¡S-sí! Regresar alrededor de 10 monedas de oro es accesible, porque hay un montón de gemas en el interior del castillo, está bien si voy a conseguirlas.”

“Bueno, ya que vas a ir a buscarlo, conviértelo en 15 monedas de oro.”

“¿No aumentó en 5 monedas de Oro?”

“No se puede evitar, de lo contrario no valdrá la pena. Incluso si es esto aún te estoy dando un gran servicio, ¿no es así?”

A pesar de que Alice había sido sorprendida por la extraordinaria figura, era de hecho una gran ayuda para ella.

Toma unos 10 días para ir al Castillo del Rey Demonio y volver de nuevo a la ciudad de Balman. Y es normal para Kagami el ahorrar  5 monedas de Oro en esa cantidad de tiempo.

“Es una opción segura que te acompañe en el camino al castillo del Rey Demonio. Vamos, es barato.”

“Uu…… Aunque padre podría enojarse conmigo más adelante, está bien. Dado que las gemas fueron dejadas en el almacenamiento creo que está bien.”

“Yosh, ahora que se ha decidido en primer lugar tenemos que ir a la ciudad Balman para comprar el medicamento, mira, apresúrate Alice.”

Después de que Kagami terminó de decir esto, continuó caminando hacia Balman.

Después de escuchar su nombre bruscamente, Alice, que estaba mirando fijamente, inmediatamente sonrió como si estuviera temblando de alegría.

“¡Sí! ¡Por favor cuida de mí, Kagami-san!”

Por lo menos los demonios, aunque es un hecho que no eran llamados por sus nombres por los seres humanos, una chica llamada Alice fue la primera que se inspiró con la esperanza de esa posibilidad.

Anteriormente, una existencia que se dice era un monstruo tomó la vida de su padre, y el hijo de 7 años, Kagami, en ese momento guardó rencor a los demonios que producían estas existencias, y los odiaba por ello. Desde el fondo de su corazón había pensado en querer matarlos a todos ellos.


Anterior | Indice | Siguiente