(LV999) Capítulo 2 – Parte 3

Traductor: Tibe

Corrector: Beriia


Este tipo de cosas, ¿qué valor tienen?— Parte 3

“Para el Rey Demonio el haber caído enfermo… Es decir, ¿es así de débil, ese Abuelo?”

“‘¿Ese Abuelo?’… ¿Conoces a mi Padre?”

“¿No debería todo el mundo conocer al Rey Demonio? Me encontré con él en el pasado, aunque no es que me importe ese tipo de cosas.”

“¡N-No, en absoluto! ¡Nunca he oído hablar de un ser humano que haya regresado con vida después de conocer a mi Padre!”

Kagami no podía decir si ella no quería reconocer a una persona así o ella estaba feliz de que él hubiese estado allí. Ella se acercaba a él, como si lo estuviera examinando, mientras sus ojos brillaban con alegría.

“Desde el principio, yo no había ido a matar a ese Abuelo. Yo sólo fui a su encuentro… ¿Cómo hace nueve años? Lo que me recuerda, ¿cuántos años tienes? ¿10 años? Más bien, ¿cuál es tu nombre?”

“Tengo 13 años, ¡que grosero! Mi nombre es Alice, Alice Balnesio. ¿Que hay de ti?”

“Soy Kagami Kouji, 23 años. Lo que significa…cuando fui al Castillo del Rey Demonio, tú estabas allí, ¿verdad? “

Alice sacudió la cabeza en respuesta a las palabras de Kagami.

“Debido a que el Castillo del Rey Demonio era peligroso, yo vivía en un pueblo lejos del castillo del Rey Demonio… Tal vez por eso nunca nos hemos conocido.”

“Hmm… ¿tu madre?”

“Ya no esta aquí. Ella murió cuando yo nací. Viví junto con la tía de mi pariente.”

Kagami ligeramente se disculpó con “Mis condolencias.” Era probable que él estuviera convencido. Dado que el Rey Demonio siempre fue el objetivo de los seres humanos, que sería peligroso para él vivir con otros demonios.

“¿Y? ¿Por qué tú y el Rey Demonio buscan a un Humano como yo? A pesar de que ya lo has dicho, ¿es debido a que me he reunido con el Rey Demonio una vez antes?”

“Empecé a buscar un ser humano como Kagami hace un año, pero en la misma época que comenzó mi búsqueda, mi Padre cayó enfermo… No tenía tiempo para él.”

“En el momento en que me conoció, yo realmente no pensé en ello. Parece que soy la persona que estás buscando… ¿y?”

“Quiero caminar por el camino de la convivencia con los seres humanos.”

Después de dejar escapar un gran suspiro, Kagami comenzó a caminar de nuevo.

“Es imposible. Ríndete.”

Declaró sin más, con frialdad.

“¿¡Por qué!?”

“Si se trata de esta persona, estoy seguro de que se va a cumplir.”

Alice había pensado en esto, así que gritó hacia el Kagami con un aspecto un poco molesto.

“En cuanto a nosotros casándonos temporalmente, ¿luego de eso qué? De inmediato sería llamado un traidor por los seres humanos. Es inútil mientras que ustedes tengan esos cuernos.”

“¡Pero! Aparte de spawnear monstruos… ¡no vamos a cambiar nada!”

“Ese es el mayor problema.”

Los seres humanos odiaban a los monstruos. Los Demonios producen monstruos. Incluso si los demonios no hicieron nada, los monstruos podrían atacar a los humanos. Si eso ocurriera, habría una reacción en cadena que haría que los humanos odiaran a los demonios.

Incluso si los Demonios vivían lejos de las Mazmorras, había un punto para spawnear monstruos. Magia que emanaba de sus cuernos permanecía en el aire, y aunque la mayor parte se disipaba de forma natural, los restos conseguirían ser absorbidas por el punto de respawn y aparecería un monstruo.

“Al principio, yo también había pensado que los demonios eran una existencia que tenía que ser derrotado sin reservas. Incluso si tú entiendes que no van a hacer nada contra los seres humanos, no va a cambiar nada. Los seres humanos todavía dirán que ‘Ellos deben ser derrotados.”

“¿Es porque…los monstruos son producidos?”

“Sí. ¿No hay una gran cantidad de seres humanos que piensan eso, aparte de mí? También hay gente que va a seguir diciendo que van a vencer a los Demonios hasta la muerte, incluso después de entender eso.”

Alice se sentó, perdiendo el poder después de escuchar a Kagami. Fue inesperado. Ella había pensado que si había un lugar donde los demonios y los seres humanos podrían coexistir felizmente…la vida de los Demonios ya no estaría en riesgo.

Cuando Kagami vio a Alice así, regresó a su lado mientras que dejo escapar un suspiro, como si él no pudiera soportarlo más.

“Bueno, el Rey Demonio podría estar pensando en algunos otros métodos. En primer lugar, ¿no hay ningún pariente que pueda comenzar a resolverlo de alguna manera? “

“¿Familiares? ¿Qué quieres decir con eso?”

“Se trata de si todos los demonios o no piensan en querer llevarse bien con los seres humanos. ¿Qué hay de eso? “

Cuando oyó las palabras de Kagami y vio que se había dado cuenta de algo, Alice parecía arrepentida y se mordió los labios.

“¿Verdad? Debido a la historia del largo desglose entre los humanos y los demonios, ambos se odian entre sí hasta el punto de querer matarse. Tú y el Rey de los Demonios son raros. Ambas partes se odian entre sí. Si tú dices cosas como querer coexistir con los seres humanos, ¿no te tratarían los demonios como una traidora? “

“Entonces, ¿por qué no se ve a Kagami como si estuviera tratando de matar a los Demonios?”

Cuando Alice preguntó eso, Kagami parecía como si hubiera ocurrido algo y de inmediato se dio la vuelta, forzando un gemido, “Bien-“.

“Porque yo soy un idiota…”

Eso fue lo único que murmuró. Cuando Alice vio su espalda, rodeado de una atmósfera de tristeza, ella no quiso interrogarlo más.

Aunque yo no lo entiendo así, tal vez esta es la creencia que él sostiene. No importa si los Demonios matan, él no los matará. Si uno parece que se está muriendo delante de él, él los protegerá. Cuanto más lo pensaba, más ambigua la existencia que se hacía llamar Kagami se hacia. Alice se comenzó a sentir un poco atraída por él.

“¿Y? ¿Hasta cuándo continuaras siguiéndome? Vamos a llegar a la ciudad pronto.”

Después de unos 50 minutos, Kagami, quien se había declarado a sí mismo como un idiota, llegó a las colinas que pasan por alto la gran ciudad de Balman. En el camino, Alice también había llegado a escondidas, como si él la hubiese llevado consigo.


Anterior | Indice | Siguiente