(HnM) Prefacio.

Traductor: B-Rabbit
Corrector: NotYet


Mito de la Creación.


Primero, la muerte del Dios de la Creación y el Nacimiento de los Dioses

Más antiguo que miles de miles de años, mayor que 10,000 años 10,000 veces.
Primero, al comienzo, estaba el Dios de la Creación.
Era cuando el mundo aún tenía que tomar su forma.
Nadie aparte de Él existía y no había nada excepto Él.
Él estaba solo.
Esperó y se preguntó cuando aparecerían seres similares a Él. Siguió esperando ese momento pacientemente.
Sin embargo, incluso después de que un tiempo más largo que miles de miles de años pasara, nada nació.
El Dios de la Creación, quien al final no pudo soportar su soledad, acabó con su vida.
Después de que hizo eso, siete dioses nacieron de su cuerpo que perdió su vida.
El Dios del Fuego nació de Su sangre.
La Diosa del Agua nació de Sus lágrimas.
La Diosa de la Tierra nació de Su carne.
El Dios del Viento nació de Su último aliento.
El Dios de las Bestias nació de Sus genitales.
El Dios de los Pájaros nació de Su vello.
Y, al final, el Dios de los Humanos nació de Su cabeza.

Segundo, la creación del mundo y su gente

El Dios del Fuego, quien nació primero, creó el sol colocando el corazón llameante del Dios de la Creación en el cielo porque el mundo estaba demasiado oscuro. A causa de esto, el mundo se llenó de luz y fue envuelto en un calor abrasador.
Entonces creó a los lagartos, serpientes y demás con el cuerpo del Dios de la Creación, y ellos alabaron al Dios del Fuego.
Después de que el Dios del Fuego les otorgó algo de poder, se convirtieron en Dinosaurios.
Debido a que el mundo casi fue incinerado a causa del sol, la Diosa del Agua creó las nubes para bloquear la luz, y las hizo llover para suprimir el calor.
Entonces, pescados nacieron del cuerpo del Dios de la Creación, y alabaron a la Diosa del Agua.
Después de que la Diosa del Agua les otorgó algo de poder, se convirtieron en Tritones y Sirenas.
Debido a que el mundo casi estuvo cubierto de agua, la Diosa de la Tierra se aseguró de que el cuerpo del Dios de la Creación no se hundiera para que pudiera servir como continentes y montañas.
Entonces, insectos nacieron del cuerpo del Dios de la Creación, y alabaron a la Diosa de la Tierra.
Cuando la Diosa de la Tierra les otorgó algo de poder, se convirtieron en Enanos.
Debido a que el mundo se volvió demasiado duro y sólido, el Dios del Viento sopló y alisó el suelo.
Entonces, árboles y pastizales brotaron del cuerpo del Dios de la Creación, y alabaron al Dios del Viento.
Una vez el Dios del Viento les otorgó algo de poder, se convirtieron en Elfos.
Viendo que el mundo estaba a punto de ser cubierto de numerosas plantas, el Dios de las Bestias arrancó la vegetación que se había extendido demasiado.
Entonces, bestias nacieron del cuerpo del Dios de la Creación, y alabaron al Dios de las Bestias.
Una vez el Dios de las Bestias les otorgó algo de poder, se convirtieron en Zoan.
Dado que el mundo estaba a punto de desbordarse de los cadáveres de las bestias que habían incrementado demasiado, el Dios de los Pájaros se los llevo.
Entonces, pájaros nacieron del cuerpo del Dios de la Creación, y alabaron al Dios de los Pájaros.
Una vez el Dios de los Pájaros les otorgó algo de poder, se convirtieron en Arpías.
El Dios de los Humanos, quien escucho las voces adoradoras de los animales, que estaban inundando el mundo, a su respectivo dios, dijo esto,

“También quiero crear seres que me adoren, como mis hermanos hicieron.”

Una vez dijo eso, los humanos nacieron del cuerpo del Dios de la Creación.
Sin embargo, los humanos no tenían garras, ni colmillos, ni plumas ni escamas. Eran criaturas débiles hasta el punto en que probablemente morirían al instante si se les dejaba como estaban.

“¡Aah! Me pregunto, ¿por qué termine creando tales criaturas débiles?”

El Dios de los Humanos se apenó y quejó enormemente.
El Dios del Fuego, quien fue incapaz de observar esto, le enseño a los humanos el conocimiento para usar fuego.
Sin embargo, el Dios de los Humanos no dejó de lamentarse a pesar de eso.
Después, la Diosa del Agua les otorgó a los humanos el conocimiento para usar agua y les enseñó cómo atrapar peces.
Sin embargo, el Dios de los Humanos no dejó de lamentarse a pesar de eso.
Además, la Diosa de la Tierra les otorgó el conocimiento para cultivar la tierra para obtener comida, el Dios del Viento les otorgó el conocimiento para conseguir frutas de la vegetación, el Dios de las Bestias les otorgó el conocimiento para luchar contra las bestias y el Dios de los Pájaros les otorgó el conocimiento para derribar a los pájaros.
El Dios de los Humanos, quien finalmente estuvo satisfecho con eso, dejo de afligirse y le dijo lo siguiente a los humanos,

“Ustedes pueden usar fuego, atrapar peces, cultivar la tierra, recoger frutas, cazar bestias y derribar pájaros. Está bien para ustedes florecer grandiosamente mientras obtienen todo en este mundo.”

Así, los humanos recibieron la codicia de robar cada posesión de este mundo del Dios de los Humanos.

— Fragmento del Mito de la Creación legado en el Continente Seldeas.


Nota de B-Rabbit: Hola a todos, a partir de hoy estaré traduciendo unas cuantas novelas, y esta es una de ellas. Cualquier error que encuentren, o sugerencia con respecto a cierta traducción, o traducción errónea que yo haya hecho, no duden en decirla.