(BOG) Capítulo 80

Traductor: Prox ¨The knight of Treason¨

Corrector/Traductor: Jared

Editor: Fichogat (Sí, por algún lado tenía que aparecer)


Lugar irremplazable


Lanchester, quien sintió mi aura asesina, dejo caer su espada sagrada y  se encogió en el piso. Muy poco para tanta charla.

—[Así que, uno de los ¨Cinco Grandes¨, ¿No es así?]

—[¡Espera! Es por eso que me rindo.]

—[Eso no es bueno. Si tú, como caballero no actúas como uno, entonces, no podré presumir de mis habilidades.]

Me sentí asqueado, solo por presenciar la patética vista de Lanchester siendo asustado de esa manera. Él había sido ¨él terror¨ para aquellos sin un trabajo apropiado y sin embargo, él estaba actuando así de asustado.

No sentí las ganas de mirar una cosa tan desagradable por tan tiempo, así que blandí la espada oscura Greed contra Lanchester.

—[No… detenteeeeeeeee~]

El corte que debería haber tomado la vida de Lanchester, conjunto a que el dejara de gritar, fue evitado mientras producía un sonido fuerte del choque del metal.
Era una lanza blanca, había interceptado de manera asombrosa el golpe de la espada negra antes de alcanzar el cuello de Lanchester. Aunque no iba en serio, siendo capaces de detener mi ataque con tanta facilidad…esos caballeros no son pusilánimes.

 

Además de ello, otro caballero blanco había blandido su lanza hacia mi cuello. Y la punta de la lanza está rasgando mi piel suavemente.

En silencio veo una gota de mi sangre en la alfombra roja, mientras bajo mi espada.
Estos caballeros blancos, realmente pueden lastimarme, en otras palabras, ellos también habían alcanzado el Área E.

 

Otros Caballeros Sagrados que miraban la escena, mientras contenían la respiración, comenzaron a protestar.
El contenido de lo que protestaban era como uno de los Cinco Grandes no podía hacerme ni un rasguñó, pero aun así los caballeros blancos fueron capaces de detenerme con gran facilidad.

 

Uno de los caballeros blancos golpeo el suelo con la base de su lanza para detener las protestas.  Los Caballeros Sagrados de manera rauda cerraron la boca, al escuchar el sonido. A juzgar por las caras pálidas ,también  es la primera vez para ellos el ver lo que esos Caballero Blancos son capaces de hacer.

 

Hablando de Lanchester, los caballeros blancos del rey lo ayudaron a ponerse de pie, y aparentemente habiendo escuchado lo sucedido, el de manera súbita perdió su miedo y comenzó a gritarme.
—[¡Estúpido! ¡Mira! El rey me está ayudando. No vales nada más que la mierda de caballo para… ¿¡él!?]

 

Ese Lanchester que con vigorosidad dijo palabras abusivas hacía mí… recibió su castigo del lugar menos esperado.

 

Provenía de aquellos dos caballeros blancos que él pensaba que lo estaban ayudando. Cada uno tomó un brazo de Lanchester, entonces atravesaron a Lanchester con su lanza.
Lanchester ni siquiera tuvo la oportunidad de gritar, las dos lanzas habían destruido su corazón de manera instantánea.

 

Las lanzas se levantaron, mostrando el cadáver a los demás Caballeros Sagrados. Pude escuchar sonidos de agitación, mientras la alfombra roja se empapaba en sangre.

 

Los caballeros sagrados mostraban una cara de sorpresa al presenciar algo tan inesperado como esto. Uno de los caballeros blancos abrió la boca, su voz era neutral, parecía la de un hombre, pero también la de una mujer.

 

—[El asiento este vacío, creo que no hay más objeciones.]

 

Lo más probable es que si alguien fuese a dar su desacuerdo, volvería a llover sangre.
Y añadido a ello, la voz del caballero blanco estaba llena de frialdad, casi rozando el límite de lo espeluznante.

 

Nadie se atrevió a refutar. En cuanto a mí, miraba el cadáver de Lanchester, el cual yacía en el suelo con cara pálida.
Los caballeros blancos que parecían haber recibido la aprobación se retiraron rápidamente a sus puestos originales.

 

Detrás de la delgada cortina que nos separaba, el rey dio una palmada. Aunque todos los presentes apenas podían ver una figura a través de la fina cortina, el rey parecía estar al tanto de todo lo que había acontecido.
El caballero blanco que comprendió el gesto me llamo.

—[El rey también da por bien recibida tu presencia. Estaremos esperando un buen trabajo por tu parte.]

 

Me arrodille, y baje mi cabeza. Cuando volvía a levantar la mirada el caballero exclamo.

—[¿Oh? Esa mirada… ¿tienes algo que decir?]

 

—[Aunque es inapropiado, ya que soy un recién llegado, solo tengo un deseo.]

 

—[Entonces escuchémoslo]

 

Entre la silenciosa audiencia, Aaron junto con los otros Caballeros Sagrados, enfocaron su vista en mí, como si no quisieran perderse ni una palabra de lo que iba a decir.
Lo que iba a decir no lo había consultado con Aaron. Si lo hubiera hecho lo más probable es que se hubiera puesto en contra y hubiera tratado de que desistiese en hacerlo. Aun así con el estado sin alteración de la capital que he presenciado desde que llegue… una vez que esa imagen llego a mi mente no pude detener mis palabras.

 

—[Aquellas personas sin un trabajo adecuado en la capital, ¿Me permitiría llevarlas a mi territorio?]

 

Tan pronto termine mis palabras, los ojos de Aaron se agrandaron, intento abrir su boca, pero se contuvo y solo se le escapó una pequeña risa. Si quisiera hacerlo, entonces debería haberlo hecho. Hausen aún estaba en proceso de recuperación y le faltaba más personal. Además, aquellos que ya vivían en Hausen, también eran personas que había perdido su forma de vivir, en otras palabras, eran personas sin un trabajo adecuado.

Incluso sin tener una habilidad útil, no es como si no pudieses hacer algo. Aun podrías masterizar algo, esforzándote más en ello con horas extras. En este punto, uno sería capaz de producir resultados similares en comparación con aquellos con una habilidad de producción. Sin embargo, el sistema actual no permitía que nadie lo hiciera.

 

No sé si funcionara antes de probarlo, pero podría utilizar más gente…
Por lo tanto, me atreví a tratar de asegurar los recursos humanos de la capital. Por lo menos esto significaba mucho para mí.

Por ello, si el territorio Barbatos prospera después de aceptar a aquellos con una habilidad apropiada a buscar trabajo, de manera potencial atraerá más gente de los territorios de los Caballeros Sagrados. Sí, sí, habrá dificultad en ello, pero vale la pena intentarlo.

 

Es por eso que debemos atravesar la gran barrera primero. Aquellos que no tienen una habilidad apropiada en este reino, están todos bajo el control del Rey. Así que es como si estuviésemos tratando de robar su propiedad. Es por esto que Aaron abrió sus ojos con anterioridad.

 

El caballero blanco parecía sorprendido ante mi escandaloso pedido. Sin embargo, el rey no había dicho nada.
El silencio perduró durante un gran rato. Me pregunto si es imposible después de todo… seguí pensándolo mientras esperaba por la decisión del Rey.

 

El rey asintió levemente… esto significa… ¡¿Qué acepto?!
Después de ver la reacción del rey, el caballero blanco comenzó a hablar otra vez.

 

—[El rey ha dado su permiso. El territorio de Barbatos aceptara a personas sin una habilidad competente. Usa los recursos humanos bien, para acelerar la recuperación.]

 

—[Lo agradezco mucho.]

 

Incline mi cabeza mientras fisgoneaba hacía un costado, Aaron me giño de manera efímera mientras inclinaba su cabeza ante mí. Al principio estaba sorprendido por lo que había hecho, pero Aaron también pensó que esto era algo bueno, a su manera.

 

Luego de la audiencia con el rey, Aaron me hablo mientras caminábamos por el pasillo.

 

—[Si fuera yo, no se me ocurriría el traer a la mesa dicho tema siendo la primera vez en una audiencia con el Rey

 

—[Asegurar los recursos humanos es una tarea importante. Además….no, este es un asunto personal.]

 

—[Ya veo…]

 

Después de decir eso, Aaron parecía recordar algo.

 

—[Hay, Fate]

 

—[¿Qué pasa?]

 

—[Es sobre ese Ritt Lanchester.Si ellos no te hubieran detenido, realmente le habrías matado..?]

 

Quizá…. pensé con una cara triste.

Pero no respondí de inmediato. Y en cambio…

 

—[Como dijo ese sujeto, no valgo nada, incluso si me convierto en un Caballero Sagrado, esa parte de mí, no cambiará.]

 

—[Fate…]

 

—[Ahora, volvamos a la mansión. No ha tenido uso desde por años, así que todo debería estar cubierto de polvo, y con la necesidad de ser limpiado.]

 

—[Jajaja, tienes razón. Entonces apresurémonos, que no me atrevo a hacer enojar a esa chica.]

 

Una mansión dejada sin cuidados por años. Tal vez, Myne se encontraba hirviendo en furia en este momento, esperando por nuestro regreso.

De cualquier manera, no fui capaz de ver a ningún caballero santo que me resultara familiar durante la audiencia. Obviamente Roxy no podía estar presente. Ella aún se encontraba en proceso de regresar de Gallia.

Ahí está mi anterior empleador, el Burix. Maté al segundo hijo Hado, con mis propias manos. El hijo restante, Rafal, y la joven hermana Miria no hicieron acto de presencia.

Por lo que supe de Hado, salieron a la ciudad montañosa del este, y aparentemente no habían regresado.

Rafal era un hombre muy malicioso.

En mi camino de regreso a la mansión, no pude evitar el pensar en ese tipo.

======

Notas del Autor:

Un sitio especial para Glutton Berseker en GC Novels ha sido publicado. Dado que se posteara un reporte de actividades, por favor echadle un vistazo. También escribiremos una breve descripción del volumen del libro.
=====


Anterior|índice|Siguiente


Hasta aquí estos 2 capítulos. Intentaremos traer 2 por semana.

Como desde hace ya un tiempo alcanzamos a los traductores

Ing/Japones, no podemos sacar más packs de 4 o 5 capítulos.

Gracias por su comprensión.