Berserk of Gluttony

(BOG) Capítulo 56

  • Traductor: Netoak7
  • Corrector y Editor: Arzas


El Lugar donde se reúnen los Rufianes


A la mañana siguiente me desperté con el cantar de los pájaros. Sin dudas, lo había echado de menos. Ayer, la propietaria me invitó a cenar como forma de darme la “bienvenida”, a la posada. Supongo que bebí un poco, demasiado alcohol.

Mi gustillo de anoche me costó un poco de oro extra, eso en otras palabras, significa que estoy arruinado. Incluso el día de hoy, si no mato monstruos no podré seguirme quedando en la posada.

La propietaria me dijo durante la cena que su esposo había muerto. Ella en soledad crió a sus tres hijos por su cuenta. El hijo mayor se independizó, y ahora vivía como mercenario en la ciudad fortaleza.

También tenía dos hijas, una de catorce y otra de ocho años. Las dos cenaron con nosotros anoche. Pero eran distantes, incluso permanecieron calladas. Su entusiasmo al intentar hablar con ellas era realmente pequeño. Solo la propietaria y yo hablamos en la cena.

Mientras me cambiaba de ropa, escuché a alguien tocar la puerta de mi habitación. A juzgar por el sonido tímido, no podía ser la dueña. Lo más probable es que fuese una de sus hijas. Después de contestar, me puse mi máscara y la puerta se abrió.

-Buenos días, Fate-san.

-Buenas.

-El desayuno está listo y servido, en el comedor.

-Uh, de acuerdo.

La hija mayor me dijo eso antes de cerrar la puerta y marcharse. Parecía, estarse sonrojando. ¿Me pregunto por qué?

¡Ah! ¡Rayos! Estaba cambiándome, y la parte superior de mi cuerpo estaba desnuda. Se considera vergonzoso mostrarle esta clase de apariencia a una joven dama. Me disculparé más tarde.

Debo decir, que mi ropa se está agotando. Es comprensible, pues del camino de la capital hasta aquí, más las batallas. Especialmente la de esa máquina ángel, “Haniel”. Mi ropa tenía agujeros en casi todos lados por esa pelea.

-Tengo que reemplazar estos ya.

Mientras tomaba la espada negra Greed, que estaba apoyada en la pared, una risa alegre resonó en mi mente.

-Eso fue indigno para alguien que me empuña. ¡Me gané un buen y rápido mantenimiento! ¡Tampoco olvides comprar una funda nueva que se me ajuste mejor!

-Esa es tu verdadera intención ¿Verdad?

-Por supuesto que sí.

Greed nunca cambia. Bueno, para empezar con este embrollo. La vaina de Greed también fue dañada en la batalla. Todavía se puede usar, pero no estaría mal una nueva. No, mejor los dos cambiamos por completo de apariencia. Me compraré ropa nueva.

En todo caso, no tengo dinero. El precio de la ciudad también es un problema, será ropa cinco veces más cara. Uf, comprar ropa y viandas. Está será la primera vez que cazaré monstruos difíciles por obligación.

-Debería estar bien por ahora. Vamos Greed.

-Sí.

Llevé a Greed y salí de la habitación. La segunda hija de la dueña me miraba con extrañeza.

-Onii-chan ¿Por qué estás hablando con una espada?

Luego se alejó un poco de mí. Aparentemente, me veía como una persona extraña por hablar con una espada. ¡Eso es un malentendido! Intenté acercarme a la chica para explicarme, pero en respuesta ella se alejó poco a poco, hasta caer sobre su trasero. Y entonces, comenzó a llorar.

-¡¡Mamá!!

Ella se escapó para buscar ayuda de la propietaria. Estaré bajo sus cuidados por un tiempo, pero no me han gustado desde el primer día. Greed se rió con gran fuerza a través de “Lectura Mental”.

-¡¡¡JAJAJAJAJA!!! Simplemente no pueden evitar sentir aversión por ti, ¿eh Fate?

-¿Quién causó eso en primer lugar?

-Ciertamente no es mi culpa.

-¡Es tu culpa! En verdad…

No. Si sigo haciendo esto recibiré miradas extrañas. Más allá del pasillo, ¡La hija mayor me mira de lejos! Esos ojos estaban llenos de malos sentimientos, y malentendidos: Bien. Hasta hace un momento ese tipo estaba “Top-less” en frente de mí, y ahora habla con una espada. Sin dudas son señales de que es peligroso. ¡Debes evitarlo a toda costa!

No me cabe duda que esos eran sus pensamientos.

-Es un malentendido, esta es un arma viviente.

-Nunca había oído de un arma así.

Por supuesto que no. Yo tampoco lo sabía hasta que Greed me habló con “Lectura Mental”. De momento, no tengo argumentos con los cuales explicarme. Así que, no me queda de otra mas ser “El chico que habla con su espada”. Sin embargo. Hay algo que debo decirle.

-Ah y, a parte de eso. Siento lo de antes.

-¿Qué?

-A partir de ahora te diré que pases estando totalmente vestido.

Cuando comencé a inclinarme la dueña apareció. Parece que subió a llamarme porque tardaba demasiado. Se me había pasado que el desayuno estaba listo.

-¡¿Ara?! ¿Qué pasa? Los otros clientes ya han desayunado.

Le expliqué las circunstancias a la dueña. El como ella había abierto la puerta, encontrándome a mí sin camisa. Después, me disculpé con las dos. Esta vez, fue la dueña quien le dio una buena mirada a su hija.

-¿Qué pasa contigo? ¿No habías hecho siempre esto sin abrir la puerta? ¿Me pregunto de que se trata todo esto?

Por alguna razón, la cara de la hija se puso totalmente roja, y escapó al comedor. ¿Me pregunto si estará bien? Entonces la dueña, rascándome la mejilla dijo.

-Por favor discúlpela.

-Entiendo, entiendo. Entonces esta chica está en esa edad ¿Eh?

La señora asintió para sí misma, entonces comenzó a empujarme hacia el comedor y susurró.

-Por cierto. Ayer, mi hija te llevó a tu cuarto porque estabas muy borracho y no podías caminar bien. En ese momento, parece que vio tu cara bajo esa máscara.

No puede ser. Pensar que alguien vería mi cara el primer día que ingresé a Babilonia. ¡GAAAAAAAAAA! Tengo ganas de golpearme… la señora continuó susurrando.

-Está bien. Mantendremos tu secreto a salvo, siempre y cuando seas una persona bondadosa.

-… es un alivio.

Ya no puedo irme a otra posada. Dejaré de beber alcohol, nada bueno vendrá de una mente intoxicada.

-No tiene sentido lamentar lo que ya pasó. Bien, comamos el desayuno.

-Bueno, eso está bien, comamos.

-Vamos entonces.

-Por favor, no me presiones tanto.

-Ven, ahora.

Es una posada algo agradable, había calidez aquí. Casi me sentí como si estuviese con mi familia perdida de hace mucho tiempo.

Luego de desayunar con la hija mayor, me dirigí al distrito comercial para buscar información. Es bueno hacer esto con el estomago lleno. Me gustaría reemplazar varias cosas, pero como no tengo dinero, toca esperar.

El distrito comercial era similar al residencial en cierta forma. Las mejores tiendas se encontraban cerca de la carretera principal. Tengo la sensación de que mientras más recorra, de peor calidad será la tienda. Me atraía la ropa de calidad en una tienda prestigiosa, así que entré para echar un vistazo.

-Oh, es caro.

-¡Eres demasiado pobre!

-Cállate.

Como si no supiera que la sopa costaba un oro cada una, Greed se quejó con asombro. Cosas como esa solo me dan ganas de ir a cazar monstruos y ganar dinero. Después de caminar un rato por el distrito, salí a cazar Orcos.

Mientras caminaba, me di cuenta que la gente se estaba reuniendo gradualmente. ¿Qué está pasando?

Tal vez una subasta de artículos raros, o algo así. Fui absorbido por una ola humana, que convergía en un pequeño bar. No era una tienda interesante, menos bonita.

Los viejos ladrillos rojos mostraban que tenía algo de historia. Sin embargo, era bastante difícil decir si tenía un ambiente de buen gusto o no. En estos casos, es mejor si simplemente lo hubiesen demolido.

Honestamente, no podía creer que estas personas se hubiesen reunido aquí por su propia voluntad. Por otra parte, todavía es de día ¿A las personas se les permite beber a esta hora? No lo creo. Casi todos aquí sueñan con hacerse ricos rápidamente. Los guerreros harían preparativos para la caza. Los comerciantes se prepararían para abrir su tienda. Uh ¿Siquiera hay algo que valga la pena aquí?

Cuando intenté echarle un vistazo a lo sucedido, el bar se abrió, y la gente comenzó a gritar de alegría. Aparentemente, todos estaban aquí por ella: Una mujer increíblemente hermosa. Su rostro joven, su cabello sedoso, casi transparente, era como el flujo del agua.

¿Qué? no puedo apartar mis ojos de ella. Dejando mis sentimientos de lado, es como si tuviera que mirarla. Es una sensación realmente extraña. Traté de retirarme atravesando la multitud. Entonces mi instinto sonó como una alarma… No te acerques.

Entonces Greed me hablo por “Lectura Mental”:

-Veo que por fin te has dado cuenta.

-Esto es. Podría ser.

-Sí, tienes razón. Como tú, ella es dueña de un pecado capital.

Tragué saliva, y le di una mirada a la pequeña chica de cabello azul. Entonces ¿Ella es del mismo tipo que yo, verdad?

Ella notó mi mirada. No, supongo que ella ya estaba al tanto de mí. Ella salió de la multitud, la cual poco a poco le iban cediendo paso. Me sonreía y miraba fijamente. Luego habló con una voz encantadora, capaz de robarte el corazón.

-Te he estado esperando, me llamo Eris. Te llevo observando todo el camino desde el reino. Por eso vine a Babilonia de inmediato.

Eris me indicó que ingresara a la tienda. ¿Qué debería hacer? Bueno, no importa. Aceptaré su invitación. Tal vez porque ambos somos poseedores de habilidades similares nos sentimos atraídos mutuamente.


Anterior|Indice|Siguiente