(AKM) Capítulo 11

Traductor: Joshua

Corrector: Walter-kun

Editor: Fichogat


~~El País de la Diosa.~~


◆Caballero Oscuro Kuroki

La Santa República de Lenaria es una de las ciudades estado más grande entre todas éstas en el mundo.

Tenía una cantidad considerable de ciudades más pequeñas a sus alrededores, con el pueblo de Lenaria rondando las 200 mil personas.

En primer lugar, ese conteo solo consideraba a las personas con ciudadanía. Si incluyéramos a los que no la poseían, el número aumentaría aún más.

La Santa República de Lenaria era un país sin linaje real. Como su nombre lo indica, es un país que se rige por un consejo que es elegido cada 4 años.

Aunque el consejo era elegido, el método de elección era muy diferente al de una república normal. El templo de Lena elige al consejo de entre las personas con buenas recomendaciones de aquellos que tienen un cierto número de votos de los ciudadanos.

Aun así, el templo de Rena poseía el veto* sobre el consejo y las reuniones de las organizaciones humanas, en las cuales, sus integrantes poseían ciudadanía.

Resumiendo, el poder político de este país está completamente bajo el control del templo de Rena. Naturalmente, el gobernante supremo también era el templo de Rena.

El templo de Rena, en la Santa República de Lenaria, era la tierra santa más grande para los creyentes de la diosa Rena y el lugar donde creyentes de todo el mundo venían a rendirle homenaje en su templo.

Ya que este era un país rico, había personas que visitaban a otros templos solo por el templo de la diosa Rena.

Y vengo a este país como uno de sus visitantes.

 

-¿Qué harás después de esto, Diehart-sama?

 

Nut se colocó sobre mi hombro y me consulta por el tema antes mencionado.

 

-Uhm, ahora que lo preguntas… Busquemos una base por ahora.

 

Dicho esto, camine hacia la ciudad fuera de los muros.

Como ésta era una ciudad gigantesca, había muchas cosas que podías hacer fuera de ella, dado que la ciudad exterior tiene otra muralla.

Si es la ciudad de afuera, puedo ingresar a mi gusto sin la necesidad de mostrar mi ciudadanía por el motivo de entrar al país.

Si es por los estándares normales, sería peligroso quedarse afuera de noche.

Pero las personas que no poseen ciudadanía no tienen otra opción más que quedarse en la ciudad exterior, ya que no tienen otro lugar a donde ir.

La gente que acostumbra a quedarse en la ciudad exterior suele ser gente de un país en ruina o algún criminal perseguido por algún país.

Era por estas razones que el orden público realmente apestaba.

Hablando honestamente, era trabajo de los caballeros vigilar las afueras de la muralla.

La zona que estaba dentro de la ciudad era custodiada por los guardias del castillo y el cuerpo de vigilantes, mientras que los caballeros vigilaban zonas como las carreteras que estaban fuera de la muralla.

Desde que los demonios aparecían frecuentemente por el camino, si no los exterminaban periódicamente, las personas que transitaban por la carretera morirían.

Debían luchar contra los demonios en un área que era incluso más grande que la ciudad, es por esa razón que generalmente montaban a caballo, y debían ser personas con la suficiente habilidad para trabajar como caballero.

Dado que el país se vería en problemas si alguien como ellos se revelara contra la nación, los caballeros le debían lealtad al país y al rey.

Sin embargo, un caballero solo era una persona que protegía la ciudad a la cual se encuentra atado por nacimiento o tratado.

Los caballeros no protegían a gente que no tenía ciudadanía.

Era por eso que los caballeros no harían nada incluso si la gente comenzara a matarse unos a otros en la ciudad exterior.

Por el contrario, si una persona sin ciudadanía perjudicaba a alguien que si tenía, los caballeros no dudarían en matar a la persona que no poseyera ciudadanía.

Desde la perspectiva de un caballero, las personas de la ciudad exterior no eran diferentes de los demonios.

Pero entonces, ¿Por qué no expulsaban a la gente de la ciudad exterior?

Una de las respuestas era que incluso estas personas podían tener fines lucrativos para el bien de la ciudad, como era el caso de la mano de obra de los comerciantes.

La mano de obra, más barata que un ciudadano normal, contribuía al desarrollo de la ciudad.

Por esta razón, los caballeros permitían que esas existencias se quedaran en las afueras de la ciudad. Pero las cosas seguirán su curso siempre y cuando los ciudadanos no se vean perjudicados.

 

Alguien que parece ser una mala persona acaba de pasar frente mío.

-¿Dónde estamos ahora? Pregunto Nut, quien se movió a mi bolsillo del pecho

-Voy a buscar una posada si es posible, pero… parece que incluso una posada decente era difícil de encontrar en la ciudad exterior.

 

Si vas por seguridad y ubicación, las posadas que se encontraban dentro de la muralla eran una buena opción. Pero no puedo alojarme dentro cuando ya estoy teniendo dificultades para ingresara la ciudad interior sin ciudadanía.

 

Puedo atravesar la muralla en secreto, pero la gente de la posada podría sospechar de mí. Sería de lo mejor si poseyera una habilidad para controlar la voluntad de la gente, pero no tengo tal habilidad.

 

Es por eso que estoy buscando un lugar en el que pueda quedarme un tiempo en la ciudad exterior.

Estoy caminando por la ciudad exterior.

Los charcos de agua que se formaron debido a las lluvias de ayer me ensuciaban mis zapatos cada vez que daba un paso.

 

-… Se ve mejor que la ciudad exterior de la cual venimos.

 

Murmuro para mí mismo mientras miro los alrededores.

De las ciudades que encontré, ésta es la tercera ciudad exterior.

El orden público de las 2 anteriores era realmente malo.

De cualquier forma, los cadáveres de los seres humanos se dispersaban por todas partes, lo que era algo cotidiano.

 

Fue la primera vez que vi el cuerpo de una persona asesinada.

Pero sentí que era un poco desagradable a la vista y nada más.

Creo que habría causado un escándalo si hubiera sido en mi mundo.

Tal ves era un efecto secundario que fue aplicado a mi mentalidad cuando fui convocado a este mundo.

No me asusté ni siquiera cuando estuve rodeado de demonios durante mi invocación.

Más bien, los lados de Reiji y Shirone son mucho más aterradores que esto.

Tal vez, también sea el caso para Shirone.

Ya que, al parecer, Reiji y Shirone han derrotado a muchos demonios.

¿Es que no sienten miedo?

Mientras merodeo y reflexiono sobre estas cosas, encuentro un lugar parecido a una posada.

Pero, acabo de pasarla.

La razón es porque no tengo ni un centavo.

Entonces, lo primero que debo hacer es buscar un lugar que me resguarde de la lluvia y el viento.

Mis pies terminaron llevando a un lugar ligeramente separado de la ciudad exterior.


◆Caballero aprendiz, Dozumi

-Maldita sea… ¿Qué… debería hacer ahora…

No pude pensar en mejores ideas, no importa cuánto lo busque.

No aparecerá ni siquiera cuando beba un poco de licor.

Me siento un poco mal.

Entonces, entro a un lugar con gente inferior para vomitar un rato.

 

-Oi, ¡Dozumi!

 

Una voz me llamó desde atrás, mientras estaba vomitando.

Dozumi, ese es mi nombre.

No era mi nombre real, ya que mi cara que se ve como la de una rata (Dobunezumi), simplemente la abreviaron Dobunezumi para llamarme.

Cuando me doy la vuelta, hay 5 personas paradas detrás de mi con un hombre calvo y alto en el centro de ellos.

Estaba familiarizado con esas caras.

Son mis compañeros de una banda de luchadores libres a la que solía pertenecer.

Ver a gente no deseada me despertó de la intoxicación.

Pertenezco al batallón de soldados que se encuentra en la ciudad exterior de la Santa República de Lenaria.

Incluso si digo que es una tropa, no es más que una organización de maleantes.

A diferencia de los caballeros, era una banda que solo existía para exterminar demonios salvajes que no estaban bajo control de la ciudad.

 

Pero nunca hicimos algo como exterminar demonios salvajes.

Me uní a él porque uno no puede vivir sin ser parte de una organización para mantenerse con vida en la ciudad exterior.

Es por eso que nunca me quejo, incluso si la organización a la que pertenezco es una mierda.

Pero, estoy llorando porque la tropa a la que solía pertenecer está tratando de matarme.

 

-No es este mi líder… ¿Qué puedo hacer por ti hoy?

Observo al líder mientras lo miro burlonamente.

Era el hombre más grande, con una cicatriz en la cara y calvo.

Aunque su estomago está ligeramente abultado, sus brazos eran gruesos y fuertes.

 

-¿A dónde vas a correr ahora, Dozumi? ¿No estás en un problema grave? Todo es porque provocaste al héroe, ¿sabías?

 

El líder se está riendo.

 

-¡¿DE QUE ESTAS HABLANDO?! NO TENGO NADA QUE VER CON EL HEROE…

 

Estoy gritando mientras lloro.

 

-¡!HA~h!! ¡Eso es porque mataste al padre del amante del héroe!

 

-¡NO SOY YO! ¡YO NO SOY EL CULPABLE! ¡EL QUE MATÓ A ESE HOMBRE DEBE HABER SIDO USTED! ¡TÚ ERES UNO DE LOS QUE LA CHICA APUNTA DESPUES DE CONVERTIRSE EN LA MUJER DEL HEROE!

-Oi, ¡no grites con una voz tan fuerte!

 

El líder se está aproximando hacia mí.

Me estoy retirando.

 

-¡¡¡EL HÉROE CASI FUE ASESINADO POR MÍ, ASÍ QUE ESTAS TRATANDO DE CONVERTIRME EN TU CHIVO EXPIATORIO PARA QUE PUEDAS ESCAPAR DE LA REPRESALIA DESPUÉS DE QUE SE RECUPERE DE SU LESIÓN!!!

-¡CÁLLATE!

 

El líder ya ha desenvainado su espada.

A este ritmo me van a matar.

Pero, incluso si intento huir, mis piernas no se moverán correctamente debido a todo el licor que bebí.

¿Voy a morir solo así?

No.

NO QUIERO MORIR.

 

-Uhm, ¿Disculpe?

 

De pronto, escuche una voz.

Por el tono, parece ser la voz de un hombre joven.

El líder se estaba dando la vuelta.

No puedo ver su forma debido a la alta figura del líder.

Pero, el dueño de esa voz comienza a acercarse hacia mi en el momento en que el líder se queda en blanco.

El cuerpo del joven se encuentra envuelto en una túnica negra y una capucha.

 

-Disculpe… ¿Puedo escuchar la historia que acaba de contar?

 

Eso me pregunto la persona que llevaba la capucha.

No puedo ver su cara, ya que está cubierta.

¿Qué es lo que está preguntando?

No importa, todo estará bien ahora. Estoy feliz de que haya alguien que este dispuesto a escuchar mi historia.

 

-Si, es lo que escuchaste… O más bien, por favor, escucha mi historia.

Estoy intentando decirle todo lo que me ha pasado hasta ahora.

 

-Oi, muchacho, espera un minuto. ¡Tendremos problemas si escuchamos la historia de este tipo!

 

El líder estaba empujando su espada hacia la garganta del encapuchado por atrás.

 

-Uhm… ¡Como te atreves a apuntar tu espada hacia alguien, luego no te quejes si ésta responde luchando!

 

Después de decir eso, la persona que llevaba la capucha se apoderó de la espada del líder. Entonces, la espada desapareció luego de ser engullida por una llama negra.

 

-QU-!!PERO QUE!!¿UN MAGO?!!!

 

El líder dejó salir una voz asombrada.

 

-Lo siento, pero no te dejaré hablar por un rato.

 

Cuando la persona de la capucha se dio vuelta, el líder cayó de rodillas.

Ni siquiera entiendo lo que acaba de pasar.

El líder está colocando sus manos sobre su boca.

 

Fu ga… Fu ga…

 

El líder mira al joven para decir algo.

Se puede ver el terror en sus ojos.

 

-Será mejor para ti si no le cuentas a nadie sobre lo que acaba de suceder en este lugar.

 

Después que la persona encapuchada dijera eso, el líder y los demás maleantes escaparon de la zona.

 

-Bueno bueno… ¿Me contarás con más detalles lo que paso? El héroe… Reiji, sigue vivo, ¿correcto?

Asentí en respuesta a la pregunta


◆Caballero Oscuro Kuroki.

Nut y Yo nos dirigimos hacia el lugar donde se estaba quedando el hombre que se hacía llamar Dozumi.

El lugar donde se estaba quedando era una choza, cuya ubicación se encontraba ligeramente alejada de la ciudad exterior.

Había agujeros en varios lugares, como si fuera a derrumbarse pronto.

 

-Así que eso fue lo que sucedió, eh…

-Hehe, es correcto, maestro.

 

De acuerdo a la historia de Dozumi, la chica, que al parecer le gustaba al líder de la tropa de soldados, fue arrebatada por el héroe.

Incluso si digo “Tomado un gusto”, no significa que se haya llevado bien con el líder, quien se acercó a ella en contra de su voluntad.

El líder amenazo a la chica con matar a su padre si no lo obedecía.

La chica no recibió protección de la ley, ya que no poseía ciudadanía, así que no le quedo otra que hacer lo que le decían.

Y entonces, apareció Reiji.

La chica le pidió a Reiji que la salvara, y este accedió, ya que la chica era una belleza.

El líder no tuvo más alternativa que retirarse, ya que no tenía oportunidad contra el héroe certificado por el templo de Rena.

Pero después, el rumor sobre que Reiji estaba muriendo a manos de un caballero oscuro se extendió.

Entonces la niña perdió la protección de Reiji debido al rumor de su muerte, y el líder aprovechó la oportunidad para asesinar al padre de la chica.

Pero, Reiji sigue aún con vida.

Como esperaba, incluso si es la ciudad exterior, él no podrá perdonar al asesino.

Tal parece que la chica no sospecha quien fue la persona que mató a su padre, pero no hay forma que no obtenga su retribución a causa de esto.

Es por eso que el líder intento usar a una persona como chivo expiatorio, para salvarse de la retribución de Reiji.

Y esa persona se encuentra justo en frente de mí, Dozumi.

Aunque dudo mucho que los ojos de Reiji puedan ser engañados por esa clase de falacias, me mantuve escuchando en silencio, ya que no conozco la forma de pensar del líder de esta persona.

 

-Muchas gracias, he escuchado información muy valiosa.

 

Saqué una buena cantidad de gemas de mi parte trasera y se las di a Dozumi.

Dozumi observa las gemas con una mirada confundida.

 

-Esto es… ¿real?

 

Dozumi intenta observar las gemas desde muchos ángulos y finalmente procede a morderlas.

 

-¿Acaso piensas que… es muy poco?

 

Dozumi niega rápidamente con la cabeza al oír mi pregunta.

 

-Si esto es real, puedo escapar de esta ciudad fronteriza y dirigirme a una diferente… ¡Aun así, Maestro! ¡¿Realmente no se arrepentirá por darme algo tan valioso?!

 

Los dientes de Dozumi resuenan mientras murmura esas palabras.

 

-Está bien, obtuve la información que necesitaba después de todo. Es más, me dejaste descansar en este lugar.

 

Cuando me escuchó pronunciar estas palabras, esta vez, Dozumi asiente al escuchar mis palabras.

 

-¡Naturalmente! ¡Le daré este lugar para descansar, Maestro! ¡Voy a dejar esta ciudad! ¡Use este lugar tanto como quiera!

-Entonces… ¿Me enseñaras más cosas después de esto?

-¡Mientras tenga la respuesta, siéntete libre de preguntar! Estaré listo para responder, ¡Incluso si el maestro es un demonio!

Dozumi asiente con la cabeza mientras ríe. Así, finalmente conseguí una base de operaciones.

La siguiente tarea es investigar acerca de la condición actual de Reiji.


Anterior|Indice|Siguiente


Veto: Derecho de una persona o de un organismo a impedir una decisión de un órgano, especialmente colectivo.