(AE) Capítulo 3

Traductor: Hasu
Corrector: NotYet.


Una vez que se despertó, Bernst comenzó a escanear los recuerdos de Kurats para reunir información sobre su mundo.
El continente Laistra estaba compuesto por muchos países pequeños y confusos, que se concentraban en cinco países grandes.
Gaura no era más que una aldea pobre ubicada en el territorio de Earl Hazel dentro del reino de Jormugand, que era uno de esos cinco países grandes.

Este mundo parecía tener un nivel de civilización más bajo de lo que Bernst había esperado.
La razón por la cual Kurats no era capaz de usar ningún hechizo a pesar de haber recibido los logros básicos de Bernst en magia era porque, en primer lugar, no había nadie que pudiera usar magia en esta remota región.
Entonces, aunque era el alter ego de Bernst, no había manera de que él supiera cómo hacer algo que nunca le habían enseñado.

(Pensar que nunca llegó a ver magia. ¡Cometí un error en mis cálculos!)

Sin embargo, esto no significaba que no había magia en este mundo ya que parecía haber algunos magos de la corte en la capital real.
Dio la casualidad de que Kurats nació en un mal lugar. Bernst no pudo reprimir su abatimiento con respecto a este asunto.

Incluso algunas enseñanzas de un mago de tercera clase habrían estado bien. Si solo Kurats hubiera tenido una oportunidad, su talento se habría manifestado inmediatamente.
Además, a Bernst no le gustaba el hecho de que su propio alter-ego era tan débil: “¡En serio, estar realmente aturdido por un asunto tan trivial como este!”

Mientras extendía su conciencia alrededor de diferentes partes de este mundo, Bernst se enojaba.
Si Kurats quería proteger a su hermana, entonces debería haberlo hecho. Le habían dado suficiente fuerza para eso.
Por el contrario, debería haber sido lo suficientemente fuerte como para tomar represalias al punto de hacer que ese noble se arrepintiera del día de su propio nacimiento.
Si no podía hacer eso porque amenazaría la seguridad de sus compañeros en el pueblo, entonces debería haber abandonado a su hermana desde el principio.
Y si eso tampoco era una opción, todo lo que tenía que hacer era obtener el poder para proteger a toda la aldea.
¿No era esa una decisión adecuada para un joven?

En cualquier caso, lo que Bernst estaba diciendo era que las acciones de Kurats eran a medias, no era lo suficientemente decisivo.
Sin embargo, el hecho de que Bernst fuera capaz de sentir tal indignación era una prueba probable de que los sentimientos de Kurats en realidad estaban siendo compartidos con él.
Como el inmortal Bernst podía aniquilar a cualquiera que alguna vez lo hiciera sentir disgusto, normalmente le era imposible sentir esa clase de irritación y frustración.

(…… Mhm, por el momento, considerando que me está haciendo recordar algunos de mis sentimientos humanos anteriores, este es un éxito de alguna manera).

Como era de esperar, dado que este alter-ego tenía los mismos genes que él, Bernst tenía un gran sentido de empatía hacia él. Eso significaba que compartir los sentimientos de Kurats no estaba muy lejos de tener realmente algún tipo de emociones.
Sin embargo, ¿por qué esas emociones tenían que ser tan insoportablemente desagradables?
Bernst no había llegado a un mundo completamente nuevo solo para probar este tipo de sentimientos desagradables.
¡La gran alegría de vivir! ¡La gran elevación que surgía de luchar contra un oponente digno mientras se jugaban la vida, haciéndolo gritar y rugir instintivamente al máximo de sus pulmones!
¡Esa sensación de dejar que tus deseos carnales vayan libres mientras haces tu propia belleza! ¡Eso es lo que Bernst quería probar de nuevo!

(Supongo que dicen que cuanto más grande sea el obstáculo en su camino, mayor será la sensación de logro una vez que lo superen …)

El hombre llamado Bernst era igual a los dioses. Palabras como el autocontrol, la sumisión y la rendición eran completamente ajenas a él.
Decir que Kurats era simplemente un hombre amable podría haber sonado agradable, pero la verdad es que simplemente era débil. Le resultaría difícil a Bernst resistir la tentación de usar sus propios poderes y permanecer paciente mientras coexistía con Kurats.
Sin embargo, si él tomara la personalidad virtual de Kurats, entonces su propósito original de sentir emociones crudas obviamente terminaría siendo un fracaso.
Así que, aunque estaba bastante irritado, Bernst no tuvo otra opción que ayudar a Kurats sin intervenir directamente por el momento.

(… ¡Sigue entreteniéndome, mi doble! ¡Eres el hombre más fuerte! ¡Eres el sucesor del espíritu de Almadianos!)

 

◆  ◆  ◆

 

Originalmente, Kurats y Cornelia no nacieron en este pueblo.

Cuando su padre, Kemp, era joven, aparentemente era un mercenario con bastante reputación.
En cuanto a su madre, se llamaba Frigg, era la única hija de un cierto mercenario que se la confió a Kemp, que resultó ser un viejo compañero de armas suyo.
Después de que dicho mercenario murió, Kemp terminó teniendo una relación con esa hija, tal vez debido a la guía del destino.

 

【”Después de morir, Rick probablemente me mate por esto en el otro mundo”.】

 

El padre de los hermanos solía reír y decir eso cuando todavía estaba vivo.
Sin embargo, no era difícil entender por qué su padre había sido incapaz de controlarse y había tomado a Frigg como su esposa.
Después de todo, Frigg poseía una belleza que cualquiera envidiaría.
Sin embargo, ella también tenía una personalidad astuta y única. De hecho, ella era la que había seducido a Kemp, no al revés.
Y la hermana de Kurats, Cornelia, había heredado la belleza de su madre.
Tenía los mismos miembros elegantes con las mismas curvas suaves.
Tenía el mismo cabello negro que brillaba encantadoramente cada vez que se mojaba.
Tenía los mismos ojos almendrados fascinantes que los hombres no podían dejar de mirar.
En general, incluso si no la superaba, no era inferior a su madre, Frigg, que había sido una belleza inigualable.
――  Excepto, quizás, por el área del pecho de Cornelia, que era bastante deficiente, pero que era mejor no mencionar en voz alta.
Y el punto más importante era que Kemp y Frigg no eran los padres reales de Kurats.

Cuando era solo un bebé, Kurats había sido confiada a Kemp en el campo de batalla por una extraña joven que estaba a punto de morir.
Normalmente, Kemp no habría aceptado un bebé así, pero no solo se le había dado mucho dinero por esto, sino que tenía la misteriosa sensación de que no debería abandonarlo.
Además, Frigg aparentemente había quedado cautivado por el sonido de la risa saludable del bebé.

Y así, por alguna coincidencia milagrosa, Kurats fue recibido por la familia, se convirtió en el hermano menor de Cornelia y heredó el apellido ‘Almadianos’. Ese fue sin duda el principio de la causalidad en el trabajo.
Desde que se enteró de este arrepentimiento a la edad de 12 años, Kurats había tenido una angustia que se incrementaba día a día.
No quería entregar a su hermana a ningún otro hombre.
Quería vivir para siempre en paz junto con su bella hermana, como hermanos.
Aunque era plenamente consciente de que ese era un deseo antinatural, Kurats no pudo evitar sentirse de esa manera.
Afortunadamente, debido a su personalidad, su hermana nunca había mostrado interés a ningún hombre, por lo que la paz de los dos hermanos nunca había sido perturbada, sin embargo, nunca pensó que la peor persona posible se enamorara de ella a primera vista.
“Esto significa que mi hermana lo hará …”
Kurats estaba suprimiendo desesperadamente los sentimientos tabú que había logrado mantener ocultos en él durante tanto tiempo.

 

『 Cuando se trata de este tipo de oponentes, todo lo que tienes que hacer es matarlos. ¿Por qué estás dudando? 』

 

Dijo Bernst con naturalidad, ya que sabía cuánta energía estaba aislada en Kurats.

 

【”¡No hay forma de que pueda hacer eso! E incluso si pudiera, ¿cuántos problemas traería a todos en la aldea …?】

『Has crecido de una manera seriamente problemática. ¿Se deberá a que tenía demasiada confianza en mis genes o quizás por no tener en cuenta la influencia que tu entorno tendría sobre ti? … De cualquier manera, simplemente no puedo permitir esto! 』

【”¿Por qué demonios me posees? ¿Eres un fantasma? ¿Un demonio?”】

 

Bernst respondió mientras se enfurruñaba, con una voz que hacía que pareciera realmente ofendido.

 

『Me molestare si comienzas a compararme con este tipo de cosas insignificantes. Soy el rey mágico mundial de Dolmond, soy otro tú de un mundo diferente. 』

 

Por supuesto, Bernst no tenía intención de decir toda la verdad.
Incluso si Bernst le decia a Kurats que era un ser hecho solo por el bien de su juego, era muy posible que no le creyera. Incluso si él le creyera, Bernst estaría preocupado por la posibilidad de que Kurats terminara suicidándose por eso.

 

【”… Eso suena como algo salido directamente de un sueño, pero por alguna razón, puedo creerte cuando dices que eres otro yo …”】

 

Kurats no reconoció este hecho debido a la razón o a las palabras de Bernst, más bien, se debió a la sensación única que vino de compartir la misma alma con él.
Al igual que Bernst estaba compartiendo las emociones humanas de Kurats, Kurats también estaba percibiendo los pensamientos de Bernst, que habían alcanzado un equilibrio más allá de lo humano.
Pero, como era de esperar, le era imposible leer dichos pensamientos en detalle …
Esto era bastante afortunado para Bernst, quien había estado preparado para tener dificultades para convencer a Kurats.

 

『Como dije, en ese otro mundo, soy el rey mágico, el equivalente a un dios… Honestamente, con solo una mano, podría hacer puré a todas las fuerzas del conde de una zona rural como esta. Deberías poder hacer eso también, si te lo propones. 』

 

Kurats era el alter ego de Bernst. Mientras se le diera la oportunidad, no había duda de que se convertiría en uno de los mejores magos de la era actual, sin necesidad de ningún entrenamiento especial.
Si Bernst hubiera estado en la posición de Kurats, habría podido eliminar todos los obstáculos en su camino, ya sea directa o indirectamente, simplemente utilizando el poder actual de Kurats.

 

【”… Eso es una locura. Incluso si soy capaz de repeler las fuerzas del conde, el reino no permanecerá en silencio, y pueden arruinar la aldea simplemente bloqueando la carretera principal que conduce a ella “.】

 

Kurats sabía muy bien cuán pobres eran las personas que vivían en su aldea remota.
Si él hubiera sido el único por el que se tuviera que preocupar, Kurats no habría estado tan preocupado.
Como se dijo antes, Kurats estaba convencido de que era lo suficientemente capaz de enfrentarse a cualquiera en el mundo.
Así que no habría sido imposible para él llevar a su hermana y romper las fronteras del país.
La verdad es que había estado decidido a hacerlo por un corto tiempo, y probablemente lo habría hecho de no ser por la oposición de su hermana.

 

『… .Pero proteger a todos esos aldeanos y todo eso no tiene sentido para ti si eso significa que no puedes salvar a esa hermana tan importante tuya, ¿no es cierto?』

 

Las cínicas palabras de Bernst penetraron a través de los signos vitales de Kurats.
Él estaba en lo correcto.
Aunque Kurats era plenamente consciente de que esta era una línea de pensamiento inhumana, el destino del pueblo realmente no tenía ningún valor para él en comparación con salvar a su hermana.
El problema era que su hermana, con su personalidad decidida, nunca le permitiría ignorarlos.

 

【”Voy a soportar mi vergüenza y preguntarte … ¿Hay algún método para salvar tanto a mi hermana como a la aldea?”】


Anterior | Indice | Siguiente