(AE) Capítulo 11

Traductor: Tibe
Corrector: NotYet.


No sabía cuándo comenzó, pero Cornelia había comenzado a sentir una presión en el pecho cada vez que veía el cuerpo templado de Kurat y sus expresiones faciales.

Cuando era joven, ella pensaba en él como su lindo hermano pequeño.

Sin embargo, ese lindo hermano la había superado en un abrir y cerrar de ojos, y ahora había obtenido un cuerpo gigante y fuerte.

Ella solía ser más fuerte que él hasta la edad de ocho años, pero ahora, ella ni siquiera sería su oponente si luchaba en serio contra ella.

Los dos hermanos habían estado viviendo juntos desde la muerte de sus padres.

Y Cornelia no pudo evitar desear que esta relación que tenían continuara para siempre.

 

【”―― Gracias por salvarme … te viste muy cool allí”】

 

【”¿Qué?”】

Preguntó Kurats dudosamente, ya que la voz de Cornelia se había apagado cuando pronunció su última frase.

【”―― ¡Dije que te has vuelto más fuerte!”】

Consciente del hecho de que estaba empezando a sonrojarse, Cornelia se dio la vuelta enojada y corrió hacia la cocina.

【”¡Te haré un regalo para agradecerte por hoy!”】

Cornelia sonrió felizmente mientras hablaba en voz alta para ocultar su vergüenza.

Parecía increíble que justo antes, ella se había resignado a convertirse en la amante de ese hombre y dejar que ensuciara su cuerpo.

Aunque no sabía cuánto duraría, Cornelia juró proteger esta vida ordinaria que tanto apreciaba.

Porque en este mundo, estos dos hermanos se tenían el uno al otro.

Después, una montaña de platos favoritos de Kurats apareció en su mesa. Huelga decir que comenzó a sonreír de oreja a oreja mientras chasqueaba los labios.

 

【”Aah … ¡Comí tanto! ¡Voy a dormir como una roca hoy! “】

『¡¿Qué fue eso?! ¿En serio tienes la intención de ir a dormir casualmente? ¡Inaceptable!』

Bernst intervino con todo su poder al ver a Kurats dirigirse a su cama con una expresión de satisfacción en su rostro.

【”Sí, estoy cansado debido a lo de hoy, así que quiero darme prisa e irme a la cama”】

『¿Qué eres, estupido? ¿Para qué hiciste todo esto exactamente? ¿Me estoy perdiendo de algo? ¿No hay algo más que deberías estar haciendo? 』

“Pensar que este bueno para nada es mi propio alter ego”, pensó Bernst, sintiéndose avergonzado hasta el punto de casi llorar.

【”Bueno, ya pude salvar a mi hermana, así que no debería tener nada más que hacer, ¿verdad …?】

『¿Estás bien solo con ayudarla? ¿Es eso realmente todo lo que deseas?』

Cuando pensaba en ello, Kurats no podía afirmar que esto era lo único que quería.

Los sentimientos que sentía Kurats hacia su hermana eran más de un amor romántico que de lo que sentiría por un hermano.

Mientras pensaba eso, Kurats recordó simultáneamente la espléndida piel desnuda de Cornelia que había vislumbrado en el castillo, e involuntariamente dejó que su lujuria enrojeciera sus mejillas.

『O más bien, no entiendes nada sobre las mujeres, ¿verdad? No importa cómo lo mires, ella claramente te dio la señal ‘ok’, ¿no es así?』

【”¿Señal ok?”】

『¡Es la señal que usa una mujer cuando quiere mostrarle a un hombre que lo acepta! ¿Cómo quieres seducir a alguien sin saber este tipo de cosas?』

【”Oh, vamos, ¿cómo se supone que deba saber eso? Además, ¿qué pasa si estás equivocado? “】

『No importa qué, hacer todo lo que esté a tu alcance para hacer que una mujer sea tuya es lo que significa ser un verdadero hombre!』

(¡¿Que pasa con este bueno para nada?! ¡Es por eso que todavía es virgen!)

La extrema debilidad de Kurats hizo que Bernst se sintiera indignado desde el fondo de su corazón.

Antes, cuando reinaba como el rey de la magia, Bernst había formado un harén de innumerables mujeres, aunque eso fue hace mucho tiempo.

Pero incluso por eso, no tenía ninguna duda de que hubiera sido fácil para cualquiera con un poco de experiencia ver a través del afecto de Cornelia hacia Kurats.

『Cualquier hombre digno debe ser capaz de leer las señas silenciosos de una mujer y darles el último empujón que necesiten. Solo tienes que abrazar a la mujer y susurrarle tu amor, y ella caerá en tus brazos en muy poco tiempo 』

【”¿Quieres decir, incluso a mi hermana …?”】

Kurats se tragó su saliva de un trago.

Ahora que le contaban esto, recordó que cuando vio la piel de Cornelia, aunque parecía que estaba a punto de llorar, también se había puesto roja de la cara.

Mientras se imaginaba abrazando el delgado cuerpo de Cornelia, Kurats no pudo evitar que su sangre corriera a su mitad inferior.

Sin embargo, quizás porque estaba débil por amor, o tal vez porque le habían lavado el cerebro desde una edad temprana, parecía haber rechazado instintivamente la idea de ser más asertivo con su hermana.

【”P-pero mi hermana no dijo nada sobre eso …”】

『¿No puedes besar a una mujer a menos que explícitamente te diga que lo hagas?』

Desde su propia experiencia, Bernst sabía que era raro que una mujer confesara su amor por adelantado.

Después de convertirse en el gobernante supremo de su mundo, las mujeres comenzaron a acudir en masa a él sin que él tuviera que decir una sola palabra, pero antes, cuando todavía era un aventurero en busca del conocimiento, le costaba seducir a cualquiera.

Hace miles de años, hubo un momento en el que incluso Bernst era tan verde y pasivo como Kurats.

Esta era la razón por la que estaba tan molesto e irritado por el comportamiento de Kurats, porque para Bernst, esto le hacía sentir que se veía desde atrás cuando todavía no tenía experiencia.

Pero incluso si ese no hubiera sido el caso, actualmente estaba compartiendo los sentimientos de Kurats.

Entonces, a pesar de que no estaba sintiendo las cosas tan claramente como si lo hubiera experimentado él mismo, el fuerte amor de Kurats por Cornelia se transmitía a Bernst.

La furia que Kurats sentía hacia Joshua, y la pasión hirviente que había experimentado al ver la piel desnuda de Cornelia también habían estimulado los recuerdos olvidados de Bernst.

『¡Ser influenciado por hombres fuertes es parte de los instintos de supervivencia de una mujer! ¿¡Que no la razon principal por la que buscabas poder era para poner tus manos sobre tu hermana!?』

El poder no era lo único que Bernst había estado buscando en su juventud.

En aquellos días, cuando todavía no era nadie, Bernst también quería la fuerza para proteger a su mujer.

【”Pero si solo estás malinterpretando sus intenciones, será realmente embarazoso … Además, mi hermana da miedo cuando se enoja”】

『¡Todavía estás verde, Kurats! ¡Te arrepentirás de esto una vez que te conviertas en un adulto! 』

【”Bueno, entonces creo que lo pensaré después de ser adulto”】

Mientras se sentía algo arrepentido, Kurats escondió todo su cuerpo debajo de su futón y cerró los ojos.

En lugar de sus deseos carnales, su prioridad era la felicidad de su hermana.

Y no podía decir si pertenecía a alguna parte dentro de esa felicidad.

『¡Yo, necesito quitar esta frustración en algo, en este instante!』

Mientras Bernst se retorcía de irritación, Cornelia se revolcaba en su cama con las mejillas sonrojadas.

【”―― ¿Lo vio? Sé que lo vio “.】

Ella estaba tomando su leche de la mañana todos los días, regularmente comía carne de pollo porque había escuchado que era bueno para el crecimiento de los pechos, y nunca fue negligente al hacer sus ejercicios de crecimiento del pecho.

Entonces, se preguntó, ¿por qué su pecho no había crecido ni un milímetro a pesar de ser tan persistente?

Los genes de su madre habían hecho maravillas por la apariencia, estatura y capacidades atléticas de Cornelia, pero cuando se trataba de su pecho, parecía que esos mismos genes se habían negado a hacer su trabajo.

【”Pensar que vio mis pechos de niña… ¡Está bien, esta noche, hare tres series de ejercicios!”】

Con una firme determinación, Cornelia comenzó a hacer sus ejercicios de crecimiento de pechos en silencio mientras se preguntaba “¿Pagarán mis esfuerzos algún día?”.

Si su madre, Friggs, hubiera estado aquí, su respuesta probablemente hubiera sido “Lo siento, pero deberías rendirte”.

 

Habia algunos problemas domésticos dentro del reino de Jormungand.

Eso era debido a que el rey nunca tuvo un hijo, sus únicos dos sucesores eran las dos princesas del reino, por lo que había algunas preocupaciones de que la influencia del país se llegaría a debilitar en el futuro.

Pero había un asunto aún más crítico a mano, que era el hecho de que se habían formado dos facciones distintas alrededor de las dos princesas. Dichas facciones habían comenzado a luchar para guiar a las princesas que respectivamente apoyaban hacia el trono.

Los nobles importantes del país apoyaban principalmente a la primera princesa, Felbelle.

Era una mujer tranquila y hermosa que parecía una muñeca con su pelo plateado y ojos morados. Aunque parecía frágil, tenía un encanto cautivador que no tenía rival.

Dentro de la alta sociedad, había muchos hombres que solían acudir en masa hacia ella en el pasado, intentando todos los medios posibles para seducirla.

Pero quien ganó su favor al final fue el marqués de Estrasburgo, Albert.

Era guapo, tenía gran influencia dentro de la alta sociedad del país, y era muy estimado por ser bueno en la política a pesar de su corta edad, y al casarse con Felbelle, de repente se convirtió en una de las fuerzas políticas más prominentes del reino. .

Podría decirse que gracias al poder de Albert la facción de la primera princesa aún dominaba la corte real a pesar de que ahora estaba casada.

En contraste con Felbelle, su hermana Lunaria no era muy popular entre los nobles de la corte, pero era bastante popular entre el pueblo del país y las figuras más importantes del ejército.

Eso se debió en gran medida al hecho de que Bayard Cellvis, el ministro de guerra, era su tutor.

Por lo tanto, fuera de la corte real, la popularidad de la Lunaria fácil de manejar y físicamente competente había abrumado a Felbelle.

Cada una de las hermanas tenía sus méritos y deméritos, y el rey Christopher no podía elegir entre las dos.

Fue en ese momento en que la Princesa Lunaria cayó en una extraña y misteriosa enfermedad.


Anterior | Indice | Siguiente